viernes, octubre 05, 2007

9 comentarios:

meki dijo...

Recuerdo muy bien esa expresión feroz. Es la misma que nos hizo cuando quisimos recuperar nuestras cosas que habían quedado accidentalmente debajo de él.
Además nos escupió azufre, nos habló en lenguas extrañas, nos rugió y nos maldijo.
Todo este recuerdo había sido borrado por la sensación placentera de los mimos de Ememe. Ahora todo volvió.

cronistasentimental dijo...

me da miedo alonso, ememe.

Acercandra dijo...

qué grande es el bicho!

can de lirio dijo...

aprovecho la jeta de Alonso para pedirles que se metan en mi Blog recien salido del horno. Nadie sabe que existe aun. Lo hice para dejar de ser la infiltrada amiga de B2 y tener cierta identidad en las reuniones canabetílicas. Aprovecho para decirles que soy mucho más seria de lo que parecí esas noches. Elgí al nombre por alguna referencia que hizo B2 a la comisura de alguno de ustedes.

Anónimo dijo...

me gusta de alonso
que no debe
querer a nadie
vive en campaña
de indiferencia
contra el mascotismo
si vomita
la flor de abajo
lo voto

Hipólita

BORBA dijo...

Extranio mucho a Alonso, era un fiel companiero en las tardes de obediencia... Aparenta ser distante e indiferente pero cuando uno menos lo espera salta con todo sobre alguna parte q lo atraiga del cuerpo humano, y reposa ahi en paz, mirandote con amor, como diciendo "no temas y agradece, te elgi para tomar tu calorcito". Yo me sentia importante porque Alonso me elegia para saltarme encima. (tal vez lo hacia con todos, pero yo no lo sabia x q nunca habia todos) Y se quedaba en mi largo rato, a veces mientras trabajaba y hacia llamados, y recuerdo q en esa epoca nadie me elegia para saltarme encima. Tal vez sea por esto ultimo que lo recuerdo tanto. Gracias Alonso!!
Besos,
Borba.

ememe dijo...

ay, Borba, qué borba que fuiste todo este tiempo! Cómo podías suponer que yo podía adivinar quién eras? Tanta autoreferencia es nociva para el cuerpo y el alma.
Ahora sé y me encanta que aparezcas bajo esta configuración.

Anónimo dijo...

Ese animal va a enterrar a varios.
Cariños
A

Anónimo dijo...

no había ninguna
necesidad
de informarme
que alonso
tiene sentimientos
cuánta decepción

Hipólita