viernes, noviembre 11, 2011

Once del once del once

¿Puede ser que mi amiga G. esté en el Uritorco esperando ver un plato volador porque hoy es once de noviembre del dos mil once?
G. no es una chica de barrio sencilla y poco informada. Es más bien compleja, profunda y leída. Es médica, psiquiatra y psicoanalista, analizada desde antes de nacer, racional y razonable. Ni siquiera fue hippie en su momento, como yo, que en los 60 andaba sin zapatos y sin corpiño fumando porro y escuchando a Ravi Shankar . Y aún así, hoy G. está tomando mate sentada en posición flor de loto sobre una frazada al pie del Uritorco, viendo llegar ómnibus cargados de gente ansiosa por tener un encuentro del tercer tipo.
Siempre me pareció rarísimo ese tipo de entusiasmo inocente colectivo. Sobre todo me extraña que crean que los extraterrestres siguen un almanaque como el nuestro, como el que te dan en la tintorería con los gatitos asomando de la canasta y que un día dicen "mirá qué piola, mañana es 11.11.11, vamos al Uritorco a visitar a los terrestres!"

9 comentarios:

Anahí Lazzaroni dijo...

Chapeau!!!

m. dijo...

¿Pero no se supone que los extraterrestres visitan el Uritorco a menudo? Capaz que el 11-11-11 hay más chances de que bajen del plato volador, porque hay mucha más gente festejándolos. (Esto asumiendo que a los extraterrestres les interese el clamor popular, porque si son tímidos van a salir corriendo).

ke dijo...

y en una fecha del calendario occidental, porque ni en China, India, Nepal, etcétera...

Anónimo dijo...

pero le erraste. una chica de barrio,sencilla y poco informada no se va al uritorco a esperar algo nuevo. eso lo hace gente compleja a la que ya no le cierra lo que la rodea desde hace tanto, que piensa mucho, no está satisfecha (con razón) y necesita otra cosa, algo nuevo en donde su racionalidad no tiene capacidad de discriminar como con el resto de las cosas. entonces termina enganchándose en cualquiera. y eso justamente, porque no fue hippie en los 60, como vos que ni a palos te embarcás en una cosa así. buó. un beso.

Abrujandra dijo...

Una señora léida también anduvo todo su embarazo evitando mirar a la gente down.

myrna minkoff dijo...

"Fui a Córdoba, obvio!, junto con otras 7000 personas a un evento del 11 11 11, donde no bajan los platos voladores, sino que suben los intraterrenos de la ciudad de Erks, que es otra cosa. Esta vez tampoco vi nada. Pero no pierdo las esperanzas. Quien sabe algún día…"

Este es el mail que me mandó hoy G.
Para que vean que no es tan ingenua como para creer en los platos voladores.

Anónimo dijo...

pero no pierde las esperanzas...

ericz dijo...

“Rememberance Day” El 11 del 11 a las 11 se recuerda en el mundo a las víctimas de las guerras.
Acá paparuleamos infinitamente en una nube de pedos.

Un beso

Horacio González dijo...

Yo también tuve a alguien querido "rezandole a los marcianos" en el Uritorco y cuando me lo cuenta no sé si reirme o pegarle.

Pd: "sin zapatos y sin corpiño fumando porro y escuchando a Ravi Shankar" Creo que de haber tenido 20 años entonces, me enamoraba.

Gracias por el blog.