viernes, abril 14, 2006

han vuelto





El miércoles a la noche, cuando yo no estaba, vino y dejó los cuchillos.
Están cambiadísimos.
Basta con ver las fotos de antes y después.
A la mañana, la señora peruana que viene a limpiar, gritaba: - Han vuelto los cochíos!!

El me había advertido que iban a quedar filosos como un bisturí, pero no le creí.
Quise enmantecar una tostada y me seccioné la yema de un dedo.


6 comentarios:

sod dijo...

Conozco al psicópata de los cuchillos. Una noche llegué a casa y estaba frente a un aparato muy raro afilando una cuchilla japonesa, embelesado. No seguí su 1er. advertencia, y me corté la tapa de la yema de un dedo picando distraídamente un tomate. Sangré y sangré, me bajó la presión, me ardió durante semanas. Ahora, la yema de mi índice izquierdo porta la marca del psycho. Mientras, obedezco su 2da. advertencia, pero al revés: lavo los cuchillos con agua bien caliente, a ver si dejan de comportarse como escalpelos (todavía no lo logro)

silvia gurfein dijo...

ememe
adoro tus relatos!!
río y río!

quiero cuchillos como esos. tengo tenedores y cucharas de alpaca pero en la herencia no vinieron los cuchillos y debo usar los tramontina, una vergüenza.

ememe dijo...

Sod: quiere decir que estamos frente a un verdadero asesino serial solapado, que bajo el pretexto de facilitarnos la vida doméstica nos está cortando de a rodajitas.

Gurfein: Qué heredero se quedó con los cochíos? Si dividen en juego por la mitad y se quedan con un juego completo cada uno, de sólo 6 cubiertos?

sod dijo...

Pensemos que precauciones tomar, no quisera salir corriendo cada vez que vea o escuche al afilador, como ya me pasó el otro día. Pobre hombre, del grito que pegué lo hice caer de la bicicleta.

silvia gurfein dijo...

ememe,
es que en mi familia en realidad no hay herencias, sino más bien dispersiones...
me agencié ahora en una feria americana unos cochíos bastante afines, algo más pequeños pero de tonalidad semejante a la de mis tenedores y cucharas. desafilados por completo. luego de tu espeluznante experiencia y en vista del altísimo costo por afilarlos, creo que los voy a mantener así, desafiladitos y aptos par untar y no cortar.

jgiovannini dijo...

tengo de esos cuchillos quien los quiere