jueves, mayo 22, 2008


Claro que tenía mis medayitas protectrices: San Expedito para actuar con velocidad, Santa Bárbara para atajar los rayos y el Niño para que cuide a todos los nenitos del avión.
En este vuelo no había ninguno.Sólo unos gordos dipsómanos con la panza rellena de empanadas de carne picante cortada a cuchillo.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

No era que no le dabas bola a las religiones?

ememe dijo...

Medayitas no es religiones. Es superstición. Una superstición que capitalizan los curas.

ememe dijo...

Soy totalmente supersticiosa. Se me cae un peine y lo piso tres veces antes de levantarlo. Se me cae sal y la tiro tres veces sobre el hombro izquierdo. No paso debajo de una escalera ni que me agarren entre ocho. Cuando se me rompe un espejo tengo siete años de mala suerte.
Tengo una planta de ruda a la izquierda de la puerta de la terraza.
Y me agarro de la medayita de Santa Bárbara cuando hay tormentas.
Una cura infalible para las verrugas: ponés en un pañuelo blanco un grano de sal gruesa por verruga. Hacés un nudo bien fuerte. Una noche de luna llena te parás en el cruce de dos calles y tirás el pañuelo hacia atrás. Te vas sin volver a mirarlo.

EmmaPeel dijo...

Anoté todo

Bombón Asesino dijo...

De haber sabido antes lo de las verrugas.De chica la pasé un poco feo, las tenía en la pera. El primer remedio de mi abuela fue la tinta china y aunque me lavaba antes de salir a la calle siempre me quedaba algún resto. Luego me frotaban con cebolla sobre las verrugas y la verdad que me daba verguenza que de mi cara salieron tremendo vaho. Al final se fueron, creo que por eso último pero no lo recuerdo bien.

Tête de P. dijo...

La superstición es a la religión lo que el Paddy al Johnnie Walker.

Ememe: conseguite un Agnusdei que sirve para un toco de cosas: tormentas, partos, incendios, atracos, inundaciones, etc. y no tenés necesidad de colgar tanta cosa.

Son difíciles de conseguir, pero no imposible.

Cariños

ememe dijo...

Mon chère Tête,

Un cordero de dios así nomás, entero, con cuero y todo?

Tête de P. dijo...

No m'hija, los agnusdei son de cera.

Investigue.

Cariños

Tête de P. dijo...

No investigaste nada.

Vaga, los agnusdei son de lo más en materia devocional.

Cariños

ememe dijo...

Es que me da impresión. Me los imagino como esas velas pornográficas con forma de Tête de Porongue.

Tête de P. dijo...

Siempre con obsesiones fálicas. Los agnusdei son unos discos de cera.

Cariños