viernes, julio 04, 2008

Incardona-Santoro, un solo corazón

Esta es una ilustración de Villa Celina, el nuevo libro de Juan Diego Incardona. Es un viaje de ida a los recuerdos de la infancia villacelinesca, que es diferente a todas, con seres mitológicos y trifulcas épicas y ese nene que era J.D. descubriendo el mundo, que era cuadrado.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

¿cuadrado incardona o cuadrado el mundo?

Anónimo dijo...

¿o el mundo era cuadrado y se volvió redondo, como incardona que era redondo y se volvió cuadrado?

ememe dijo...

Cuadrado el mundo, porque el mundo era Villa Celina En el libro dice "Villa Celina es un rectángulo. Sus lados están formados por dos avenidas, un río y un mercado. Es la obra de un soldado o un carcelero."
Por eso.
Aprendé a leer, analfa.

ememe dijo...

Cuidado que la envidia hace caer el pelo y crecer la papada.

Anónimo dijo...

con papada y pelado
prefiero no incursionar demasiado

Anónimo dijo...

Soy pelado y tengo papada.
En Villa Celina no gano nada.
Soy medio analfa
Y me cuelga panza.
¿Ahora te caigo mejor?

ememe dijo...

Si, ahora me simpatizás un poco.

Anónimo dijo...

¿Te simpatizo porque ves que no soy analfa y tengo ocurrencias? ¿O porque soy analfa, soy de Villa Celina y tengo ocurrencias?

ememe dijo...

Porque sos pelado, tenés papada y te cuelga la panza.

ememe dijo...

Hasta ahora no te oí ninguna ocurrencia. Esforzate, analfa.

vebu dijo...

Uy Dios, entra cada uno a los blogs!
Será que de la muerte, los cuernos y los analfa no se salva nadie?

Besos, Ememe.

Anónimo dijo...

Usar analfa para descalificar no es políticamente correcto. Si querés no terminar pensando como ingrid betancourt (solo tener sus vacaciones), esforzate vos, ememé.

ememe dijo...

Es verdad, otra vez fui políticamente incorrecta.
Pido perdón a nuestros hermanos los analfabetos y también a los analfas, aquellos que saben leer pero no entienden nada, ya que en el fondo también son seres humanos.

Anónimo dijo...

Estás perdonada, ememé, pero con la condición de que cuentes tu estadía en el spa betancourt. Todos los analfas que no podríamos pagarnos eso te lo agradeceremos infinitamente.
El-analfa-que-sabe-leer-y-también- entiende.

Anónimo dijo...

Ememe
que onda?
no es hora de armar un quilombet?
fiestor?(en catalan)
Al final me meti en cualquier peluqeria!
Que fiesta el congreso,puros abarzos como cuando le direon superpoderes a Mingo!!!!
Cariños
A

ememe dijo...

Cariños A.,
no sé con quién te abrazaste cuando le dieron superpoderes a Mingo. Yo no estaba. Seguramente aquella vez y esta se trataba de un personal diferente.

ememe dijo...

Dale, armemos algo.

Anónimo dijo...

armemos
ya pienso
corro coneja y pienso mañana
cariños
a

Anónimo dijo...

ememe,
siempre te leo y casi nunca dejo comentarios. pero hoy recurro a ti casi como sacerdotisa... ocurre que empiezo a perder la fe en la homeopatía. mi querido phosphorus me entra por un oído y me sale por el otro (no, no me los meto de verdad en el oído). hoy he tomado un ibupirac por primera vez en 10 años. me siento muy vencida, sin dios, sin religión y ahora a merced del perverso oleaje alopático. tenés unas palabras para mí?
un saludo,
ariela.

ememe dijo...

Si, Ariela, tengo unas sabias palabras de gurú para tranquilizar tu conciencia: que hayas tomado un ibupirac no debe hacerte sentir que todo lo ganado con tu tratamiento homeopático está perdido. Por lo pronto, el remedio homeopático sigue actuando exactamente igual. Lo único que realmente le impide actuar son los corticoides. Igual es mejor no tomar NADA para no alterar el equilibrio maravilloso que uno adquiere con el tratamiento homeopático solo.
Ahora bien, la otra cuestión: si Phosphorus no te hace nada tendrías que decíreslo a tu médico para que haga algo. Será que no te hace nada? O será que te hace cosas sutiles que no se perciben enseguida? O esperabas que te hiciera invulnerable a todos los virus? Te lo pregunto porque mucha gente, no sé por qué, espera no enfermarse nunca más de nada si toma homeopatía. Curiosamente el mundo se divide entre los que creen que no sirve para nada y los que creen que es el remedio universal para todos los males. Obsérvese y medite en mis palabras, mijita, y después respóndame.
La gente que toma Phosphorus es muy adorable.

Anónimo dijo...

hola, ememe, y muchas gracias por la respuesta. como vos decís, los primeros años de mi tratamiento homeopático me sentí y me creí invulnerable. soy del grupo 2. pero últimamente me bajó el nivel de invulnerabilidad y desapareció esa mágica reacción curativa evidente. ayer por suerte, en medio de la fiebre, mi médico pegó el volantazo y me cambió el remedio. me hizo muy bien. pero ahora estoy decepcionada, porque yo quería ser phosphorus... (es un poco como el signo zodiacal, no?). igual no entiendo cómo, durante muchos años, calcárea carbónica me curaba de todo en dos horitas. hasta que un día, nada. calcárea en todas sus potencias, y nada. cambié de médico y de remedio, y phosphorus pareció venir muy bien. y ahora... lycopodium??? lycopodium yo??? eso sí que no...
bueno, te mando un beso y te vuelvo a agradecer,
ariela.

Anónimo dijo...

Ememe, espero que no te ofenda la pregunta, pero tenés un colega homeópata que puedas recomendar en Rosario? O vos atendés de pacientes que viajan a Capital? Espero puedas darme una ayuda. Te lo agradezco mucho.

Carolina

ememe dijo...

Carolina,
escribime a ememe06@yahoo.es
y te doy datos de homeópatas buenos en Rosario.

ememe dijo...

Ariela,

si, uno tiende a creer que es como el horóscopo. Y a pensar que todos los Phosphorus son simpáticos y los Lycopodium antipáticos, pero la verdad es que hay Phosphorus horribles, Lycopodiums dulces y todo eso, porque las descripciones que se hacen de las personalidades en homeopatía simplifican y subrayan un rasgo con fines didácticos, cuando en realidad todos los rasgos coexisten y a veces hay algunos en primer plano y otros ocultos. Bueno, creo que te la compliqué más. Pero era sólo para decirte que te manduques lo que te dio tu homeópata, que seguramente te va a hacer bien. Está bien que te vaya cambiando de medicamento si el que te venía haciendo bien deja de actuar. Es raro que uno necesite siempre el mismo toda la vida.

Anónimo dijo...

ememe,
gracias una vez más. muy bueno escucharte. precisa e inesperada manera de decir las cosas, vos. después tuve una larga conversación telefónica con mi homeópata, me manduqué otros cinco lycopodium y resulta que hoy me levanto contenta, vigorizada y (casi) repuesta. sabía lo de las descripciones de las personalidades "simplificadas", pero igual me sobresalté. de hecho tengo un hijo aparentemente lycopodium que es el dulzor hecho niño. encontrar mi remedio, el de mi marido y el de mis hijos me da tanta ilusión que hasta me resignaría si se descubriera que somos una familia de lachesianos, sepianos o algo así.
te mando otro beso,
ariela.

ememe dijo...

ah, sí, la mala fama de las lachesis y las sepias!
Tengo un trabajo sobre Sepia en el que se explica que no son frías como dice el estereotipo, sino personas independientes y apasionadas sensibles a cierta clase de sufrimiento.
A mí nunca me han dado uno de los remedios antipáticos pero si me lo dieran me lo remanducaría con los ojos cerrados porque sé que todos somos un mosaico de rasgos angelicales y espantosos y se supone que tu médico homeópata es capaz de ver cuál está a mando del barco en ese momento.
Me alegro de que tengas un buen homeópata capaz de valorar el poder terapéutico de una larga conversación.
Becho.