lunes, julio 21, 2008

Más sobre mi cumple


Qué extraño fenómeno el que desató mi lista de regalos de cumpleaños. No puedo dejar de pensar que hizo una mala combinación química con el conflicto de los sojeros. Si no, no se explica la escalada de agresiones picoteantes a mi tapadito de tweed y la acusación de ostentosa a mi persona.
Empecé a pensar eso cuando recibí algunos mails de amigos preocupados por mí.

Mi amiga D. escribe: "qué les pasa a esos boludos que escriben en tu blog? Se imaginaron que el collar de cuentas hecho a mano es una pieza de Ricciardi? Que el ojo de papel era una pieza de arte del MOMA? Por qué no les explicás de qué se trata? Me parece que el error fue tuyo: describiste todo como si fueran tesoros de sultán y salvo los diccionarios y los papelitos, todo lo demás son regalos baratos, pequeños y humildes..."
Eso es verdad. Acá pueden verlos con sus propios globos oculares. El ojito de papel y el collar de cuentas de plástico me los hizo especialmente N., la dulcísima hijita de F., mi nuevo yerno. La jirafa deforme me la hizo en cerámica mi amá con sus manos temblequeantes y sus ojos cuasi ciegos. Los papeles de Wussmann me los regalaron mis hijas A. y V. (B. 2 y B.3 de la vieja nomenclatura) y los aretes de lagartija de cotillón y el buzo de plush negro y verde me los regalaron mi hijo J. (B.1 de la vieja nomenclatura) y su mujer R.. Como pueden ver en la foto, hay un New Yorker. Es el regalo de mi amigo oriental AA, que me suscribió a la revista, que amo porque tiene textos maravillosos. Recibí el ejemplar y no sabía cómo había llegado debajo de mi puerta. Barrunté que podía ser él porque siempre comentamos qué lindas cosas se publican allí, y así era: fue su precioso regalo!

"Por qué tenés que darles explicaciones a esos forros? Por qué no tirás al tacho esos comentarios venenosos de gente resentida", dice un mail de E.A. "Porque soy re re re democrática. No viste que alguien dice eso de mí? ", le contesto.
La verdad es que me gusta que nos peleemos y me parece valioso el cambio de opiniones que hubo a partir del tapadito de tweed y que derivó en temas más interesantes, como las decisiones (o indecisiones) políticas de cada uno. No encuentro motivos para hacer desaparecer esos comments.

Mi amigo M. me escribe: "Chiquita, por favor no te expongas tanto en el blog que hay mucho loco suelto. Por favor".
Los agravios de desconocidos me chupan un huevo. Creo que sólo descalifican al que los hace. Si los hiciera alguien que quiero me herirían terriblemente, pero no quiero a nadie capaz de insultar en forma anónima, asi que asumo que son personas ajenas a mí que tienen algunas perturbaciones y demasiado tiempo de banda ancha.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

hermosos regalos!los obsequiso mas valiosos son aquellos que salen del corazón, por más humildes que sean, por eso el regalo que te hizo la nena de tu nuevo yerno es más que importante!
felicitaciones por tu cumple y no hagas caso a comentarios de gente triste.
Cuantas velitas soplaste?
zoli.

ememe dijo...

Soplé una sola velita.
Te cagué.
Sí, esos regalos que estuvo preparando toda la tarde y la forma en que me los dio, acompañados por un dibujito increíble de una brujita que guiña un ojo, me mató.

Cosima dijo...

me encantó lo de la combinación de perturbaciones y banda ancha! Sigo siendo tu fan.

Cosima dijo...

no leí nada últimamente y me perdí lo de los comentarios maliciosos. Ahí voy a ver.

simpática y puntual dijo...

un poco de razón tienen tus amigos, se ve que te quieren, no te expongas tanto y no les des tanta explicación. igual resentidos siempre siempre hay.

Anónimo dijo...

...y disfrutá de la felicidad sensorial de las cositas l'occitane, que ahí las veo! a mí me las regalaron un par de veces y las hice durar como dos años, así chiquitas como son...
un beso,
ariela.

Anónimo dijo...

Ememe: no te hagas la chiquita (Legrand) diciendo que soplaste una sola velita porque vos misma dijiste que "(...) velitas raras que tuve que soplar dos veces con el consiguiente desconcierto (...)". Como vos bien titulaste, viejos son los trapos, por qué ocultar si estás divina?

ememe dijo...

de verdad soplé una sola velita! Dije soplar las velitas como un genérico, pero me pusieron sólo una. No consiguieron una torta tan grande como para poner todas.