martes, enero 01, 2008

00.01 a.m.

video A las 12 menos 1 minuto largamos las compus y nos asomamos a la ventana para ver cómo terminan el año los orientales. Lo único que puedo decir es que como todos los extranjeros, son rarísimos.
Primero vimos un pelado parado solo en la esquina, en medio de la calle sin hacer nada. No era un homeless ni un loco. Parecía un escribano esperando el 60, sólo que a esa hora no había colectivos y lo que es más raro, acá el 60 no existe. Estuvo ahí como cinco minutos y se fue. Al mismo tiempo, a lo largo de la calle del hotel una señora corría arrastrando una valija de azafata. M.4 pensó que se apuraba para no llegar tarde al festejo. Pero para qué correr si ya eran las 12 y 5? Y por qué con una valija? "Recién baja del ferry", dijo M.4, pero no se lo veía convencido. Era impensable que el ferry llegara a esa hora y que una señora se precipitara a pie con valija y todo para llegar a tiempo a la cena de fin de año. Enseguida vimos que no iba, sino que iba y venía de una punta a otra de la calle. Llegaba hasta donde estaba el pelado y volvía para atrás, sin dejar de correr. Entonces pensé que tenía algo que ver con el pelado pero no; eran como de dos películas distintas. Ni se miraron. Al fin, después de hacer el recorrido cinco o seis veces, la señora paró frente a una casa, cuatro personas con aspecto de hijos salieron y la saludaron como si todo fuera normal, como si en cada familia alguien tuviera la obligación de correr con una valija a las 12 del 31 de diciembre mientras los demás festejan y este año le hubiera tocado a ella.
Evidentemente son rituales que en occidente se desconocen, pero para esta gente algún sentido han de tener.
Yo había lavado 24 uvas verdes para pedir 12 deseos, así que mientras mirábamos para abajo comíamos las uvas una por una. Yo iba contando con los dedos porque tenía miedo de comerme una de más y masticar los deseos de junio de M.4, por ejemplo. Después, cuando nos fuimos a dormir nos contamos un poco sobre qué temas versaban, pero sin entrar en detalles porque sino no se cumplen.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Es una tradición medio nueva, das una vuelta a la manzana con una maleta, bolso o algo asi, y te garantizan garantizan un año lleno de viajes.

J.

borba dijo...

Haberlo sabido antes J.!!!
Yo hago desde siempre lo de las uvas y le sume este año saltar con el pie derecho desde una silla. El tema es q para sumarle la valija voy a tener q sacar la silla a la calle y rebuscármelas para morfar las uvas con una sola mano... Pero no importa, viajar es fundamental, así q voy a empezar a practicar desde ahora...
Besos,
Borba.

morella dijo...

jamás hice lo de las uvas. Sera por eso que no se cumplen mis desos? haberlo sabido antes!

Fulvio Jácher dijo...

Necesito remedio casero para resaca descomunal.
Otro año que olvido morfar uvas.
Por algo sigo siendo un feliz perseguidor de conejas.
Feliz año !
Cada vez me siento más uruguayo.

meki dijo...

Este año no hice ninguno de los rituales. Me limité a beber hasta el desmayo. Creo que será un gran año!

EmmaPeel dijo...

no hice nada mas que beber y empedar al resto, y le confío a Meki el pronóstico

ab dijo...

Buen día, año nuevo pero el mismo sueño, je je...
terminé a las 7.30 am, en perfecto estado, teniendo en cuenta la cata de cinco vinos, dos champanes y culminando con un chivas ya entradito el día del nuevo año....
todo perfecto, familiero pero bien regado, y bien comido, costillar enterito a la llama que estaba impresionante, y como era un dia de infierno terminamos de madrugadita todos en la pileta con copitas en la mano, muy lindo todo.....y acá volvimos a la rutina ordinaria pero más frescos.

besos perros versión 2008

ememe dijo...

qué lindo tu año nuevo, ab!

me hizo acordar a uno que pasamos en Don Torcuato hace como 30 años. Alguien llevó un botella de champan de esas de 5 litros. Como no teníamos cómo enfriarla, la colgamos dentro de la pileta de natación. A la noche, cuando la fuimos a buscar, encontramos que se había roto. El agua de la pile apestaba a champan caliente, un asco. Sacamos los vidrios y a las 12 nos metimos en la pile alcohólica a brindar. Terminamos con una esbornia negra: el alcohol nos había emborrachado desde adentro y desde afuera. Sé que nos despertamos al día siguiente durmiendo todos juntos (éramos tres parejas) y enseguida nos preguntamos qué había pasado. Nos agarró el tabú del incesto y teníamos miedo de habernos cojincheado unos a otros pero no, sólo nos habíamos quedado desmayados haciendo cucharita los seis.

ememe dijo...

fulvio,

el mejor remedio para resacas, recomendado por verdaderos dipsómanos, es tomar media cervecita. Te digo en serio, es lo que el celebro necesita para empezar a funcionar otra vez. Resulta que cuando tomás demasiado se arma en el sistema nervioso central un despelote entre el alcohol y la glucosa y un poquito de cerveza en la sangre es como hacer andar el cebador. Además, la cerveza tiene bastante glucosa y eso es bueno para los choborras.
Otro remedio rebueno si la resaca te pega más en la panza que en la cabeza: lavás muy muy bien un limón, lo cortás por la mitad y lo hacés hervir 10 minutos en medio litro de agua (con cáscara y todo). Lo vas tomando como un té. Eso estimula al hígado, que está en estado de patatús, a funcionar normalmente.

ememe dijo...

Borba,

te vas a fracturar un tobillo! Mejor comer 12 cuchardas de dulce de leche parada delante de la heladera!

Tommy Barban dijo...

M4 y vos están en la Isla de Morel y no se habían dado cuenta hasta que vieron al pelado y la azafata.

ab dijo...

Tuvo lindo, si, si...ahora tu recuerdo es más que interesante, por suerte nosotros fuimos partiendo sigilosos a sus aposentos de origen, porque eramos todos familia, y así que agarrate con el tabú del incesto, hubiera sido por lo menos incomodo....
(aunque recuerdo varias noches en el campo despertando contracturada atravesada por patas y brazos ajenos de algun primo/prima, tío/tía o simil, en alguna noche de bochorno, en última instancia una cucharita para empezar el año no se le niega a nadie)

can de lirio dijo...

Ememe me gusta mucho la historia del champagne para cuento, la situación me da para imaginar muchos tipos de cuentos, y de posibles historias. qué pasó esa noche? si no lo vas a usar te la pido prestada. Si te dan ganas de escribir algo con eso, mejor aun, escribís y la publicas en el blog para que la podamos leer, porque tu libro al final nadie sabe donde conseguirlo. De paso también agrego un personaje como la borba haciendo de ls suyas, saltando en una pata con una silla mandándose uvas con dulce de leche. Lo que si creo que en el final no la haría participar de la cuchara general o la orgía, sino más bien revolcándose por el pasto con el dilce de leche. Espero respuesta Moni. Feliz feliz para todos los ememe s blogers.

Anónimo dijo...

JAJAJAAJAJAJ
amé el post
soy tu fan
una desconocida