domingo, abril 27, 2008


Detalle de las patas. Me distraje todo el tiempo mirandoselas para saber por qué caminaba así, pero a simple vista no daban mucha información. Después ví que el problema no eran las patas sino la columna. Desde la primera lumbar hacia arriba estaba escorada unos 70 grados. Eso no hay hija ni bastón que te lo compense.

4 comentarios:

Anahí Lazzaroni dijo...

Conozco un par de neuroortopedistas porteños que solucionan ese tipo de problemas. Claro, que esa señora ya debe de ser muy vieja para soportar tamaña cirugía.

ememe dijo...

anahí,
su problema no es anatómico ni operable. Es una vieja monstrua torcida por efecto de la vida espantosa que lleva desde que nació.
Sos una cosita dulce, pensar en los neuroortopedistas que la podrían ayudar. No viste su cara?
Te quiero mucho, hermosita.

Anahí Lazzaroni dijo...

No había visto su cara o en realidad la vi y no la asocié con la foto de abajo.

Me hubiera encantado verte intentando fotografiar a la reina.

ab dijo...

Es pariente de la señora dueña del diario de la corneta?? también se robó dos niños?? Con esa cara!!! borrá estas fotos seguro te ojeó con esa mirada y te pasa todo lo que te pasa desde el regreso....

(tarde a todo, como siempre, pero no tenía conexión alguna)