sábado, abril 19, 2008

Diálogo hispanoamericano acerca de la superioridad argentina.

Hay que cosas de nosotros los argentinos que los pobres españoles no entienden ni entenderán jamás. Yo trato de explicarles.

Preguntan : -Coño, cómo puede ser que en Buenos Aires tengan una nube de humo sobre la cabeza durante tantos días?

Les digo: -Bueno, no sé si saben que durante varias semanas las principales ciudades del país sufrieron un bloqueo. No llegaban los alimentos y se tiraron toneladas de frutas y verduras y miles de litros de leche. Después aumentó mucho el precio de la comida porque el gobierno, en una actitud obstinada y soberbia, tomó medidas para reducir las ganancias de ese sector tan castigado y empobrecido que son los productores rurales. Qué quieren? Que se dejen robar lo poco que tienen para que Cristina se compre una nueva cartera de Chanel? Qué se creen? Que somos pasivos como ustedes?
Y ahora, después de todo el tiempo que le hicieron perder piqueteando en las rutas, la pobre gente del campo tiene que hacer todo apurado y todos al mismo tiempo, querido, si no se les pasa el tiempo de la siembra, viste? Hace como un mes que tendrían que haber quemado los pastizales para poder sembrar! Setenta mil hectáreas quemadas de una vez no es joda, viste?

Preguntan: -Pues es que lo tengo claro, coño, y no puedo entender cómo se cagan en las consecuencias de sus actos! Acá es inimaginable que un grupo cualquiera dañe a otro grupo bloqueándolo, desabasteciéndolo, ahumándolo, sea en defensa de sus intereses o de ninguna otra razón! De sólo imaginar esos pastizales que seguramente fueron tratados con pesticidas y ahora son humo y cenizas cayendo sobre la ciudad, contaminando a millones de personas, pues es que se me pone piel de gallina!

Le digo: -Es que no entiendes, chavalín! Los argentinos somos cancheros, guachos duros, que siempre hacemos lo que queremos! No pagamos impuestos, no respetamos las normas, no usamos cinturón de seguridad, truchamos, cometeamos y garroneamos, nos tomamos todo y nos largamos a la ruta a 150 por hora! No nos gusta una ley que favorece a la mayoría y nos desfavorece a nosotros y quemamos lo que venga! Que se vaya todo al carajo, que se vayan todos! Somos jugados, somos machos! Entendés, bolúo?

Los españoles se quedan pensando.

Les contesto: -Querido, para entender hay que ser argentino. Si sos gallego ni trates de entender. Entendiste?

5 comentarios:

Ramiro dijo...

Soberbio, magníficamente claro y tristemente cierto...

Marie dijo...

Más claro, echale agua.

Anónimo dijo...

ayy me ebulle el liquidín del cerebro con estas cosas. no entiendo, no entiendo, no me entra en la cabeza cómo pueden pasar.
anaf.

maya dijo...

los pobres del campo?????? lo tomo como una ironía, y si es alevosa y no lo noté, se lo debo a la fiebre

lisandro dijo...

jaja pobres del campo.....
son todos golpistas