lunes, mayo 22, 2006

carne de caballo


Los italianos comen mucha mortadela y hay carnicerías desembozadamente consagradas a la carne de caballo, lo cual no parece impresionar a nadie.
Allá la mortadela no es un sucedáneo humilde del jamón, sino una respetable institución. En Roma encontré este ejemplar gigante encapsulado expuesto en la entrada de un restaurante y me hizo acordar a Blancanieves en su sarcófago de cristal. Era verdaderamente gigantesca, como de 50 cms de diámetro.
Nunca había visto algo así.

2 comentarios:

Obelix dijo...

Bienvenida, Ememe !!!

Te extrañé.

Atte.

Espero que hayas morfado y chupado cosas ricas.

ememe dijo...

Como para nosotros todo cuesta cuatro veces más, tuve una regresión obligada a mi juventud gasolera. Recorrí Roma a pie mil veces y me dí los banquetes más extraordinarios con pan, muzzarella y vinos regionales elegantemente sentada en diversos parques.
Me encanta que me extrañes.