sábado, diciembre 29, 2007

Montevideo


Algo que me da mucha ternura es lo modestos que son en la República Oriental. Todos están tranquilos, nadie jode con la bocina, nadie está apurado. Nadie tiene aspiraciones disparatadas como en Buenos Aires. Las promesas son acotadas y nadie exige más que eso. Mirá este colegio elbiofernandez creado por los masones: una fachada llena de adornos de diseño te promete que te llevan hasta donde tú quieras llegar y ahí nomás, en el segundo piso, se terminó todo. No quieras llegar más alto.

8 comentarios:

Cosima dijo...

Me encanta porque contás las cosas como si estuviéramos tomando un cafecito.

Esta noche salgo para Uruguay. Deberíamos aprender mucho de uruguay y los uruguayos.

ememe dijo...

sí, son muy adorables, muy serios y muy tranquilos. No son faroleros como los porteños. Hasta en la arquitectura se ve. Todo es más austero y más sencillo y por eso mucho más elegante.

Anónimo dijo...

Ay! me siento como demasiado halagada por esos comentarios... porque claro, me siento incluida y me da como un no sé qué y una tentación de creer, que sí, que es cierto que los uruguayos somos bárbaros... "el país de la medianía" todos queremos ser clase media, incluso aquellos que evidentemente pertenecen a otro NSE más alto. Pero te cuento un defecto que tenemos... nunca estamos conformes, siempre criticamos todo, cada buena cosa que contamos va acompañada de un "pero", para que no resulte tan buena. Ahora, esa inconformidad no se manifiesta en acciones, no, es simplemente de palabra, sentados abajo de un árbol, tomando mate, despanzurrados, nos quejamos de todo lo horrible que está todo, y si hay algo que esté bien, seguro que encontramos la vuelta para que no sea tan así.
Gracias por tener esa visión de nosotros. Me siento "inflada"!
Sylfax

ememe dijo...

Sylfax (parece el nombre de esas placas de silicona para hornear),

eso de decir "pero"debe ser parte de la melancolía tan hermosa con que viven. Me contaron que hasta festejan el Día de la Nostalgia! Es preciosa una sociedad que no se siente en la obligación de ser ganadora y triunfal.
Yo los amo desde muy chiquita, cuando veníamos con mi papá en barco a vela a Riachuelo, a Colonia o a San Juan y llegar nomás era como entrar a un refugio, a un lugar de calma y amabilidad.

Anónimo dijo...

Bueno...Sylfax es una combinación nada original de mis dos nombres con una x al final...
Si..la noche de la nostalgia! Los 24 de agosto (porque al otro día es feriado no laborable) se festeja la noche de la nostalgia, con música de otros tiempos. Y se festeja realmente en todos lados, un día deberias venir para esa fiesta,una cosa rarisima lo que pasó con eso, empezó de a poco y hoy se hacen hasta fiestas en las casas! Si, muy nostalgiosos siempre.
Un abrazo,un placer leerte siempre.

borba dijo...

ememe,
Que placer q es leerte, es tan lindo… Creo q encontré el placer por la lectura recién de grande, cuando empecé a trabajar para la doctora. Como no se como elegir, en las tardes de obediencia solía agarrar todo lo q encontraba tirado, especialmente lo escrito por mi jefa o lo q ella estaba leyendo y siempre me gustaba.
Tu descripción de la ciudad debería publicártela el gobierno Uruguayo. Después de todos estos artículos, quiero cambiar carnaval carioca por costa uruguaya!!! Y lo peor es q fui mil veces pero recién ahora, leyendo tu mirada, iría con ganas.
Gracias!!
Te deseo a vos y a todos los bloguers mucha risa, mucha alegría y muchísimos sueños cumplidos en el 2008.
Besos,
Borba.

ememe dijo...

Gracias, borbita,

espero que también pases un findeaño rebueno en BA. A mí me gusta pasarlo en casa y ver los fuegos artificiosos y los montgolfieros que iluminan y atraviesan todo el cielo. Acá no sé cómo va a ser. Tal vez vayamos a la terraza del hotel. Le pregunté a aa, mi amigo oriental qué hay acá a fin de año y me contestó -Borrachos.
Muy, muy uruguayo.

ememe dijo...

Estuve pensando que en la fachada de ese colegio debería decir "tan ancho como tú quieras llegar"