lunes, marzo 24, 2008

2 comentarios:

fulvio jácher dijo...

Viví tres años en Parque Patricios frente a la plaza donde practicaban unos murgueros.
Prejuiciosamente, antes de aquellos años de adolescente soltería, nunca me había interesado por las murgas.
Postjuiciosamente, inmerso en mardita solitud, puedo decirle PUAJ! al bombo estridente y el baile destartalado.

Anónimo dijo...

que hermosas las mersitas bailando....ahhhhhh