jueves, septiembre 25, 2008

Recuerdos en una naranja


Hoy comí una naranja y me acordé de esto: cuando era chica las cáscaras no se tiraban; se colgaban en la cocina en el clavo de donde colgaba el almanaque. Se dejaban secar y se ponía un pedacito en el mate. Para eso se descolgaba la cáscara seca, se frotaba contra el pantalón para sacarle las cacas de mosca y se cortaba un pedacito con los dedos.

A las moscas les encantaba cagar en la cáscara.

5 comentarios:

meki dijo...

Hacíamos concursos: lograr pelar la naranja con un cuchillo, sacando una tira larga y enrulada, sin que se rompiera. Quedaba una especie de resorte de cáscara de naranja.

Anónimo dijo...

me siento identificado con las moscas
me veo dentro de una mosca
con ojos medios como de mosca
veo algo naranja
coemria y cagaria en lo naranja
seria como aruba
lo naranja

cariños
a

ememe dijo...

ah, si, lo de la cáscara de naranja y manzana sirve para saber con quién te vas a casar. Tenés que cortarla lo más larga posible sin que se rompa y tirarla hacia atrás sin mirar. Cuando está en el piso mirás. Si parece una S te vas a casar con Sebastián, si tiene forma de C con Cacho, y así.

Abrujandra dijo...

Ah como en la fiesta de San Juan, el cuchillo dentro de la planta de banana, los papelitos con nombre debajo de la almohada, las gotas de vela sobre el agua en reposo en una palangana.

Fulana dijo...

y en la casa de mi tía Susana se dejaba secar para prenderla fuego cuando cagabas... así se iba el olor a merda. el poett de hace 30 años. yo ahora la corto en tiras finitas y las baño en un cuasi-caramelo, de azúcar todavía blanca y la pongo para acompañar el café cuando no tengo un dulce para convidar....