sábado, enero 31, 2009

Las berenjenas y las cucarachas son primas?



O son tías y sobrinas?
Una berenjena negra=una cucaracha Periplaneta americana. No me digan que nunca lo pensaron. A las berenjenas les faltan las patas y esa es toda la diferencia visible. El relleno blanco de adentro también se parece, aunque como nunca corté una cuca en rodajas no sabría decir si la organización interna es como la de las berenjenas, con hileras de semillas que parecen jeroglíficos sumerios o letras góticas enrevesadas. Es curioso que cada una tiene su diseño interior propio, equivalente a las impresiones digitales. Uno podría identificar a una berenjena asesina por eso. Una persona esquizofrénica tal vez interprete esos diseños de manera diferente. Lo digo porque hace muchos años los pacientes del Borda recibieron cientos de pares de zapatillas buenísimas donadas por una fábrica que había decidido hacer caridad o bien descontar unos mangos de impuestos. Todos los pacientes se pusieron alborozados las zapas nuevas y se pasearon orondos por los pabellones y por el parque deteriorado. Era viernes. El lunes cuando llegamos todas las cañerías habían estallado y liberaban mierda alegremente por los pasillos y las habitaciones. Una rápida investigación descubrió que algunos pacientes habían interpretado el dibujo de la suela de goma como un mensaje cifrado de los servicios secretos israelíes, se corrió la bola, hubo conciliábulos urgentes entre pabellones y la mayoría decidió deshacerse de la donación tirando una por una todas las zapatillas a los inodoros y empujándolas con palos para que bajaran. El bolo zapatillesco se atascó enseguida, tiraron la cadena y cagaron y mearon a mansalva todo el fin de semana con las consecuencias que conté al principio.  
Las berenjenas también tienen algo en común con las babosas: cuando se les pone sal encima segregan un líquido mortecino y se achicharran por completo. Hoy estoy haciendo berenjenas en escabeche pero esta vez estoy probando con las blancas, que se parecen a las cucarachas albinas que viven detrás y debajo de las heladeras,

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Las berenjenas (negras, yo nunca cocino con las blancas, vaya uno a saber) cuandoestan rebosantes de semillitas son peores que las cucarachas más inmundas, porque son más amargas y pueden hacer que una parmesana donde te esmeraste como narda lepes te quede horrible.
A mi hijita mayor, Valentina las cucarachas le provocan pánico, porque no comprende cómo puede ser que su motricidad sea tan resistente a cuatro chancletazos bien asestados.
Yo, personalmente, adoro a las voladoras, primero porque son pelirrojas y segundo porque "vienen de afuera" y uno siente un alivio inexplicable frente a este hecho. Tanto es así, que cuando encuentro una y Valen está distraida, la corro hasta el patio, para que siga volando feliz hasta otros baños o cocinas.
Feliz abuelazgo!!

Cirita

myrna minkoff dijo...

Cirita,
no te puedo creer que te gusten las voladoras! A mí me petrifican de horror como a Valentina.
Estábamos juntas en el Borda cuando fue lo de las zapatillas?

Anónimo dijo...

No. Yo cursé en el moyano donde teníamos un profesor que como vos decís: "parecía el hijo no deseado" del petiso orejudo y la gorda de misery. El tipo nos enseñaba "in vivo" como una border de lo más tranquila y modosa, al accionar de algunas palabras enérgicas se volvía una hiena transilvánica. Recuerdo que cuando la mina se empezó a poner agresiva pensé: Chau, ahora pela la navaja y nos destripa a todos!. Otra cosa que me daba miedo era que la raulito, a la que nunca vimos pero nos decían que andaba por ahí, en un ataque decontrolado de envidia paranoide, la rapara a la pulga, que en esa época se gastaba fortunas haciéndose la permanente en lo de Giordano.
Ah, que recuerdos maravillosos!!.
Te acordás de la torta que le hiciste a los de uro?
JUVENTUS DIVINUS TESORUS.

Cirita

Abrujandra dijo...

Ah...era una rodaja de berenjena blanca dentro de un coladorrrrr...te juro que me devané los sesos porque creí que eran cucarachas destripadas, en algún post mencionaste tu adversión por ellas. ¿La Señora destripando cucas?
El mundo se ha vuelto loco.
Lo brillante de la berenjena negra da cuca sí, de acá a la China, pero más asquerosa porque es gigante.

Abrujandra dijo...

Cuenten más delen Cirita y la Señora.

Anónimo dijo...

Abrujandra, creo que sos una diosa.Al menos por la foto de tu blog.
Podría contar cientos de momentos increíbles de nuestro pasar por la facu, pero este blog es de la "Señora", no mio.
Curiosa o sencillamente yo también amo lo que declarás en tu decálogo.
Comer... y cocinar, especialmente para mis cuatro pendejos divinos, beber malbec y carmenere (en Chile, país al que Dios y el laburo me refieren frecuentemente). Los pueblos, sus terruños, su gente pausada y calurosa. Que me abracen, me pierde y que me regalen me paraliza. Plata nunca me encontré, salvo laburando. Andar descalza está rebueno, uno de mis trillizos tiene un máster en la materia. A mi verme las patas negras me da culpa y al cabo del día me hago peelings y me unto con todo lo que tengo a mano.AMO el invierno, aunque año tras año lo siento más. El sexo... sin palabras.

Cirita

Abrujandra dijo...

Ay Ciri qué cosas dice...me ha sonrojado por completo adema´s de subirme la autoestima a niveles muy altos. Me mató lo de la culpa por las patas negras jajajaja.
Esperemos que la Señora nos regale relatos que te incluyan de su época de estudianta universitaria.
La sigo a morir.

Anónimo dijo...

hiena transilvanica, nunca lei algo tan dios.
cariños
a

Anónimo dijo...

Si, si, se ha formado una pareja....

pat dijo...

las berenjenas y las cucarachas son a veces amigas pero es sabido que la cucaracha es amiga de todo el mundo asi que..
Su blog es genial y perdon, me quedo corta :)

Domitila dijo...

Hola Moni,
Fui tu hijastra varios años fundamentales de mi vida.
Te mando un beso enorme, enorme eh.
D.