domingo, agosto 31, 2008

Quién no tiene un After Áuers?


A veces pasa como en los sueños, que se van encadenando situaciones, todo se va complicando, ves que el tiempo pasa, te quedás pegado en escenas absurdas y no podés zafar. A mí me pasa poco porque hago esfuerzos sobrehumanos para mantener mi vida organizada pero es tal la fuerza centrípeta del fenómeno After Áuers que a veces me gana, me pasa por arriba y lo único que me salva de ponerme a llorar es pensar que cuando todo termine va a ser divertido escribirlo.


A mi amiga S.M., en cambio, le pasa todo el tiempo porque es una enquilombada profesional. Se olvida todo, y lo poco que recuerda da volteretas y se retuerce enredado dentro de su cabeza como la ropa en el lavarropas. Siempre le pasa algo espantoso que te da zozobra de sólo escuchar. Hace unos años se levantó un tipo por la calle (primer error). El tipo era un poeta bastante conocido (segundo y el más grave). Fueron a tomar algo y él ya venía medio en pedo, asi que después del primer whisky la invitó a ir al puerto. En lugar de volverse a su casa ella dijo que sí (tercer y espantoso error). De repente se encontró en un bote (sí, en un bote), con sus tacos altos y su tailleur sentada frente al poeta conocido que remaba trastabillante mientras le recitaba poemas propios y ajenos. Pasaron al lado de barcos cargueros enormes, se alejaron de la costa y empezó a anochecer. Ella le pedía que volvieran pero él estaba haciendo planes para llegar al Tigre y pasar la noche en un recreo. El sol se puso. S.M. empezó a extrañar su casa y a sus gatos. Pensaba que nunca más iba a volver a verlos, asi que empezó a llorar de verdad. El poeta se hartó de su falta de sensiblidad poética y emprendió la vuelta a sacudones con remazos mal coordinados. Bajaron del bote muertos de frío y ella se fue moqueando sin saludarlo, caminando entre los adoquines con los tacos torcidos hasta encontrar un taxi. Cuando me lo contó le dije que sólo una boluda puede aceptar un programa asi. Ni la gente más inexperta agarra viaje para subirse a un bote en el puerto de Buenos Aires con un desconocido y peor aún con un poeta conocido.
Mis áfter áuers no son para nada tan arriesgados pero me dan la sensación de que mientras ese sistema de error continuo se mantiene puede suceder cualquier tipo de catástrofe infinitamente.
Hace unos días me encontré a las 11 de la mañana con un amigo en una cafetería. Yo
había salido a caminar una hora, como hago todas las mañanas y tenía citado mi primer paciente a la 1 y media. Mi amigo me pidió el celular y llamó a un electricista. -Cacho, ¿tenés lista la lámpara? -preguntó. Cacho le dijo que sí y mi amigo me pidió que lo acompañara a buscarla. Está bien, pensé, asi camino un rato. El electricista vivía en Once. La lámpara era una especie de columna de bronce de dos metros de alto. Mi amigo la cargó junto con su sobretodo, su morral, mi mochila, mis libros y mi campera porque es un chico educado y no te deja que lleves nada mientras estás con él. Por esa misma razón se pone muy nervioso si no vas del lado de la vereda y te hace gestos con el brazo en silencio hasta que te ponés del lado correcto. Así atravesamos el Once, él cargado como un Ekeko y apuntando la lámpara como una lanza hacia los transeúntes que abigarraban las veredas. Todos se bajaban a la calle cuando lo veían para no ser ensartados, porque caminábamos muy rápido. Mientras tanto hacíamos comentarios sobreimpresos que no se oían bien por el ruido ambiente, las personas que se interponían y mi permanente saltar del lado de la calle al de la pared cada vez que me distraía y él agitaba el brazo en silencio como quien arrea a una cabra. Repetíamos por lo menos dos veces cada pregunta y cada respuesta, asi que a las ppocas cuadras optamos por no hablar hasta que llegamos a su casa. Ahi descargó la lámpara, dijimos que era muy bonita, yo agarré mis petates y emprendí el camino a casa. Eran las 12: si caminaba rápido me daba el tiempo justo para llegar, bañarme, comer una ensalada y empezar mi día de consultorio sin contratiempos. En Corrientes y Callao me paré a esperar el semáforo y en eso veo un tipo que me mira muy de cerca, muy serio. Era uno de esos prolijos con barbita cuidada, bien peinado, saco impecable y anteojos caros. Muy sospechoso. Me miraba fijo en silencio. Bajé la vista y vi que tenía jeans planchados con raya, lo que según mi experiencia es señal segura de que un tipo es cana. No se por qué pero me sentí amenazada. Me parecía que el tipo estaba por decirme algo horrible. Entonces le dije en voz muy alta para que todos oyeran -¿Qué te pasa, boludo? ¿Qué mirás? ¿Qué querés? y levanté un puño como para asestarle un trompazo en la cara. Se me acercó un poco más y me dijo -Perdón, ¿usted no es la doctora M.M.? Durante una décima de segundo toda mi vida pasò delante de mis ojos y creí que me iba a desmayar. -¿No se acuerda de mí? Soy XX, paciente suyo. Hace como cinco años que no voy a su consultorio, porque usted me curó de una alergia que tenía, por eso no volví más. Vivo a dos cuadras de su consultorio y la veo siempre por la calle, pero no la quiero molestar. Hoy me animé a hablarle porque quisiera que atienda a mi hijo, que está muy mal.
En ese punto yo quería tomarme el raje pero no podía hacerlo. Tenía que hacer damage control durante las 15 cuadras que faltaban para llegar. Él camina despacio y es una persona más que tranquila, un poco bradipsíquica, que construye lentamente sus frases y piensa largamente cada respuesta. Para mi es un martirio caminar y hablar despacio, pero era el precio mínimo que había que pagar para diluír un poco la espantosa escena atrabiliaria que acababa de hacer. Asi que fuimos caminando como dos jubiladitos, él contándome sus desgracias familiares y yo hablando con un tono forzadamente amable para parecer equilibrada y dueña de mis actos. De vez en cuando él paraba y me decía -Pero doctora, ¿usted siempre reacciona así cuando la miran? Entre explicaciones largas y pasitos cortos se hizo la 1 y media de la tarde. Lo dejé en la puerta de su casa con sus jeans planchaditos y corrí a meterme en la mía. El resto de la tarde fue un desastre: atendí el consultorio muerta de hambre, de calor y de vergüenza. Hambre y calor ya no tengo pero hoy se le conté a alguien y aunque ya pasaron como diez días me puse colorada como cuando lo conté por primera vez.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

Y MM ??.. XX era cana??? ademas de tu ser tu paciente?
por que de ser asi, ahora los puedo identificar a todos!!: A los chorros los identifico por el antifaz y a los canas por la raya en el jean!

Anónimo dijo...

Hay que tener cuidado en la calle anda mucho loco suelto, el del bote es un ejemplo, el relato me dio pánico. Conocí un par de esos y les di salida urgente, para eso mejor los conocidos
Raku

Anónimo dijo...

sergio hofman denis
se vestia de vendedor de manzana empochoclada
con la excusa que no tenia cambio te subia a su bicikiosko y te daba su conocido:"triple fornicio",entre las palntas de la reserva escatologica.

el triple fornicio de denis hofman sergio era:vagina,culo ,boca-

-si queres el triple fornicio de hofman original,ese orden penetrativo debe ser respetado
-al final sergio denos hofman,lograba el silencio de sus victimas cobrandole la manzanita acaramelada a mitad de precio-

cariños
a

Anónimo dijo...

sergio hofman denis
de niño lo llevaron a circuncidar
en cuando el rabi agarro la gillete
hofman denis sergio enloquecio y con el poder mental ,que sabemos posee,logro una descomunal ereccion que revento el techo sinagogal
esos pedazos de techo salieron volando hasta israel donde cayeron parados y conforman lo que hoy la humananidad conoce como el muro de los lamentos.
viene julio iglesias al lunaparak,cantor de protesta,si em quiere regalar entradas alguien,yo feliz
cariños
a

Anónimo dijo...

sergio hofman denis
su abuelo era el que salia en la tapa de quaker
los denis bajaron del mayflower,los hofman obvio vienen de tierra santa
el peinado denis hizo furor en los conductores de colectivo corta y media distancia en los mid eighties
cariños
a

a dijo...

sergio hofman denis fue a lo de conocida y sexy homeopata
se desabrocho la camisa y le mostro a la teñida que tenia tres pezones!
ella le dijo:propongo hacerle dos ombligos
hofman acepto ahora tiene tres pezones dos ombligos y aun no sabemos bien el tamaño de su higo!
poesia,oh!oh!
Cariños
A

Anónimo dijo...

sergio hofman denis,en brindis a fin del año 1999,en el centro nacional de despachantes de aduana dijo:"despues de mi el diluvio"
nadie comprendio la frase y fue internado preventivamante en el asilo para enjenados mentales sor teresa de calculta
sergio deniis hofman rapidamente trabo amistad con teresa y se hizo amputar hueveria y miembro para unirse a esa grey
con el tiempo viajo a la india y vio unos niños hambrientos y mato una vaca,que justo era sagrada y los hindues que estan con..que carajo les pasa que mueren de hambre y dejan la vaca caminar? nosaben de un asado?de unos riñoncitos?
India,el pais mas amargo de la tierra
no visiten la india
a sus amigos que fueron a la india no les habeln mas
sergio denis hofman volvio cambiado de la india,para bien,y comenzo a gestar una invasion a china,para ese se alio con pakistan y la china
tambien le solicitaron cañones a la republica libre del paraguay
la politica
cariños
a

Anónimo dijo...

sergio denis hofman fue soprendido por una brutal garnizada en santa fe y pueyrredon,era una epoca donde dudaba de su sexualidad...ante tamaña demostarcion de la naturaleza,hofaman sergio denis dijo:"caen japoneses en bicicleta"
frase inmortal
cariños
a

EmmaPeel dijo...

Amo
La saga Hofman

Anónimo dijo...

sergio denis hofman en partida de pokier de duros,habilito con un cien a compañero que tenia full
compañero con full perdio todo,nunca le devolvio un centavo
dijo hofman denis sergio:"que rata de albañal"
otra frase inmortal
cariños
a

Anónimo dijo...

lso hermanos paolo y agostino rocca era luchadores de catch
hacian una dupla que se llamaba:"los tanitos felices"
una vez en plena lucha,paolo doblo un caño y le dio al Hombre Banelco un fierrazo en la cabeza,el aun menor de edad Sergio Hofman denis,que miraba la pelea desde la platea se acerco a los Rocca y les dijo:"tienen que hacer algo con el acero..con el metal...funden Techint!"
listo,sergio hofman denis,business angel-
Cariños
A

Anónimo dijo...

lso hermanos paolo y agostino rocca,para festejar cuando techint gano mil millon dolar,dan fiesta en el club social burzaco y como gesto de gratitud lo contratan para que cante dos temas
denis hofaman sergio dijo:"tanos agarrados y la puta que los pario"
pidio prestado un celular y hablo con chavez y organizo la expropiacion de Sidor
sergio hofman denis,complotador y lobbysta
cariños
a

Anónimo dijo...

emma
compile
dele un espacio a hofman denis sergio
un blox hagale y luego yo lo ubico para reportaje on line
cariños
A

ememe dijo...

Basta A.! Sos insoportable!
Hoy que es lunes no tendrías que trabajar un ratito?

Anónimo dijo...

mm anda caliente

ememe dijo...

y ríase la gente

Anónimo dijo...

dos cosas:
a) la mujer no va del lado de la vereda. va del lado de la pareT.
b) la lámpara con la pantalla quedó muy bien.

ememe dijo...

Tonti,

yo le llamo lado de la vereda al lado de la pared. Al otro le llamo lado de la calle.
Sabés por qué se inventó esa costumbre? Y la otra incomodísima de que la mujer suba a los autos antes que el hombre reptando sobre el asiento hasta la otra punta? A que tu papá no te enseñó.

Abrujandra dijo...

Milico de civil se identifica también si tuviste una pareja de esa clase de gente. Mi caso, perdón, todos tenemos una mala película que no queremos recordar.

Abrujandra dijo...

Lo del lado de la vereda me la vendieron como: de no sé qué época...tiraban agua de los balcones, agua sucia.
Siempre me pareció un poco absurdo.
teniendo en cuenta el tema de la idea de ¿protección masculina? en la lleca.

ememe dijo...

No, esa clase de película no tengo.

ememe dijo...

Tengo varias serie B pero ninguna de terror.

EmmaPeel dijo...

PUTOR!!!!

Sergio Hofman cantó en el club social burzaco allá por mis nueve

me vas a hacer shorar

Anónimo dijo...

mm, me cago de risa. el áfter áuers (cómo había archivado esa película en el cajoncito cerebral más remoto!)es muy pero muy frecuente si tenés más de un hijo chiquito, en especial si alguno tira a bebé. enredada para siempre, podés quedar, sólo con intentar hacer tres tramitecitos barriales y de vuelta pasar por el chino.

Abrujandra dijo...

De terror...sí...absolutamente, era de ese género.