miércoles, agosto 15, 2007


Donde en Roma ponen santos, en México ponen estos alegres porongones. Definitivamente, en México es más entretenido que en Roma mirar hacia arriba y los mexicanos son más simpáticos que los romanos.
Aunque en el órnibo desde Puebla hacia el aeropuerto de D.F. un mexicano me afanó mi adorada máquina digital y aunque en todos los hoteles y en los puestitos callejeros me estafaron alevosamente y me hablaron en inglés convencidos de que rubia = gringa = tarada, los mexicanos siguen pareciéndome muy adorables. Será que tienen razón?

6 comentarios:

EmmaPeel dijo...

Muy a pesar de Caro Louie, yo prefiero estos a los romanos

ememe dijo...

Yo también. Todas las chicas, salvo la paralítica de Macri.

ab dijo...

ja, Ja, me hiciste escupir ememe....no estaría tan segura de la motorizada....

Anónimo dijo...

MM, el link que pusiste es via Barcelona, no Roma.

De ahí sí combineta a Roma.

Saludos

Cabeza de Poronga dijo...

Roma y los romanos son lo más Emmita.

Cariños

EmmaPeel dijo...

Papá Cabeza:

No lo dudo, pero entre cosos y cosos, me quedo con estos

Igual si me lleva de paseo a Roma como viaje de egresada, encantada!