sábado, agosto 04, 2007

Golví



Perdonen: me olvidé el chipá guazú como dos semanas fuera de la heladera. Es que estuve medio creisi.
En el medio hubo un encuentro en la güisquería Saint Margaret o Saint Elizabeth donde los habitantes de este block conocimos a Carolain, la Cronista Sentimental, que acababa de llegar a Buenos Aires desde NYC. Tenía guantes verdes, tejidos, con una flor al crochet. Nos mató su voz. A mí, no tanto la voz sino la forma en que la usa. Como un pajarito minúsculo de esos de muchos colores que parecen dibujados por un diseñador japonés. Creo que esos pajaritos no cantan, como si alguien les hubiera dicho “sé lindo y callate”. Pero si cantaran cantarían así de delicado y de sexy. Unos tomaron Stellas, otros café, yo dos güiscachos y las chicas decentes tomaron agua. Sin gas. Me fui temprano porque estaba impaciente por practicar mi trabajo para el congreso. B.1 lo diseñó precioso y creó un programa increíblemente inteligente. Nos estábamos pasando versiones uno al otro para llegar a la definitiva, pero el día anterior yo estaba tan ansiosa que por puro acelere pensé que tenía que durar 10 minutos en lugar de 20. Lo podé, lo comprimí, saqué imágenes y gráficos, lo leí a mil y logré meterlo en ese tiempo. Mientras tanto rezongaba para mis adentros “qué poco tiempo! Cómo no me dí cuenta antes! Voy a tener que hacer todo de raje; nadie va a entender nada”. Le mandé los cambios a B.1 y me contestó “qué bueno, ma, lo redujiste a la mitad!” Recién ahí me di cuenta y tuve que rehacer todo otra vez. Es que estaba medio loca de apuro.

Tres días antes había ido al Tucumán por un día. Cuando volví mi amá estaba resfriada. Al día siguiente la ví venirse en picada: el resfrío se había convertido en una neumonía. Dejó de comer, estaba tirada en un sillón como una lechuga bajo el sol, no hablaba; el típico cuadro de los viejos cuando empiezan a pedir pista. Antibióticos. Garchas antitérmicas. Visitas cuatro veces al día para darle cosas ricas y ánimo. Turnos rigurosos con hijas y sobrinas para no dejarla sola. Al fin se recuperó, pero pasé mis tres últimos días en Buenos Aires cuidándola y organizando a la vez el triqui traque doméstico que les esperaba a M.4 y a B.3., porque exactamente cinco días antes de mi partida, O. me pidió permiso para irse a Perú por un mes a visitar al hijo golpeado por los ladrones. El otro hijo le había regalado un pasaje en avión para que llegara por sorpresa el dia del cumple. Así que la casa quedó a la deriva a cargo de M.4 y de B.3 . Les dí instrucciones precisas y completas con demostraciones prácticas, hice una gran compra de supermercado como para dejarlos abastecidos hasta el 2011 y me fui con un gran cargo de conciencia pero contenta porque mi trabajo del congreso está buenísimo y me moría de ganas de estar en México y de boludear un poco al calorcito.

7 comentarios:

EmmaPeel dijo...

Ésa hombra precavida!

y qué lindos que salimos en las foticos juejuejue

exitos y tequilazos varios!

Gabriela dijo...

Con foto movida somos todos bellos, pura belleza en potencia.
Voto por las fotos movidas.

Anónimo dijo...

quien es quien en la foto?

gracias!
Ana

meki dijo...

Esa gente que está en esta fotico es familia mía! Beshesa en todas sus formas.

Anónimo dijo...

Ana, no estamos autorizados a revelar las identidades de esas personas. Todos tienen cuentas pendientes con la justicia. O con con ex-novios. O con instituciones varias.

Anónimo dijo...

ah bueno entonces ta bien...

Ana

Tommy Barban dijo...

Además de todos los atributos intelectuales que están a la vista en su blog, la cronista tiene voz sexy y es bella como un pajarito japonés?