lunes, febrero 11, 2008


Es que ahora me da una fiaca espantosa.

10 comentarios:

dholo dijo...

volviste, ememish!

Fulvio Jácher dijo...

No me amague.
Mire que soy gallito y enseguida levanto la guardia.

EmmaPeel dijo...

A RRIIIIIIII BAAAAAAA!

mirá que te levanto como hacía mi vieja, con "la última cuenta regresiva" al palo (ahora entienden por qué soy bicho nocturno?)

Ana C. dijo...

¿Lo de los verbos?

Abrujandra dijo...

Hola ememe, tengo flojera tamiém, me dá su dire de email? Creo que al que le escribí no le anda mais.
Besos, esta semana desde Bariloche.

vebu dijo...

Qué alegría que haya vuelto y prometa muchos posts!
La leo. Besos

ememe dijo...

Lo de los verbos no sé si lo puedo contar. Es una investigadora que está haciendo un trabajo sobre dialectos. Si ella me da permiso les cuento más, pero no quiero comentar algo que tal vez ella no quiera que se sepa.
Dale, Robyn, si estás ahí decime si se puede contar o contalo vos.
Parece muy interesante. Los investigadores son absolutamente chiflados. Conozco uno que está estudiando desde hace varios años las características de las células de un sector del oído de la rana. Andá a saber para que sorongo le va a servir eso a la humanidad.

ilsebe dijo...

¡Qué coincidencia! Un amigo de Be estudia el tema de las ranas y hará su doctorando con él.
...El de los grillos es otro.

Anónimo dijo...

uat a surpráis, iú ar bak!
te adelantaste y ahora sabés quiénes están ahí mirando si pasa algo como lo que pasó.
anaf.

Anónimo dijo...

espero que
de la rana sean
células del oído interno
a mi me serviría
mucho

Hipólita