jueves, noviembre 01, 2007

Che, gorda, cuchá!


Una de las cosas buenas de la Argentina es que todavía está permitido ser políticamente incorrecto. Mi homenaje a esa tara nacional tan simpática es el label INCORRECCIONES POLITICAS que alimento con bastante frecuencia.

Así como desde la ley 1799 los fumadores se transformaron de la noche a la mañana en unos sucios antisociales, en cualquier momento estará prohibido decirles gordos a los gordos y pelados a los pelados, como sucede en los países civilizados de los que nos vamos copiando el Halloween y otras costumbres. Mirá sino: hace unos años, en Nueva York, estaba con un amigo escuchando una conferencia y yo le pregunté por un tipo interesante al que quería conocer. Mi amigo señaló con la cabeza hacia un costado del público y me dijo: "es el de camisa a rayitas". De camisa a rayitas ví tres hombres: uno negro y dos blancos. Le pregunté: "Cuál es? El negro o uno de los blancos?". Mi amigo me dijo en un susurro: "el negro, pero no lo digas, que queda muy mal".
Qué locura, los gringos, hacerse los que no perciben la diferencia entre un negro y un blanco, pero sí entre una camisa lisa y una a rayitas! Después mi amigo me explicó que entre la gente progresista queda mal diferenciar a un negro de un blanco o de un chino, o llamarle gordo a un gordo y hasta está mal visto diferenciar a un hombre de una mujer. Por eso omiten el género y les llaman "personas" tanto a los hombres como a las mujeres.
Mamita, qué enfermos que son!
Yo no podría vivir en un país tan civilizado. No me gusta hacerme la que no veo cuando estoy con un rengo o una persona a la que le falta una oreja. Les pregunto (porque me interesa sinceramente) "señor, cómo fue que perdió la oreja?" o "señor, por qué está rengo?" y nadie se ofende, para nada.
Tengo un amigo al que le falta un brazo (no es Scioli). Nunca nadie le pregunta qué le pasó. Todos se hacen los que no ven que es manco, y eso lo hace sentir más manco todavía. En cambio, le encanta que yo le apriete el muñón porque eso le produce como unas descargas eléctricas muy agradables en la mano fantasma, la que ya no tiene.
Cuando uno es diferente no le gusta que todos actúen como si fuera igual a los demás, porque eso es ostensiblemente un engaño. Es como si todos se pusieran de acuerdo para hacerse los boludos y así dejaran afuera al que circunstancial o definitivamente no es como la mayoría.

En Ghana, donde todos son negros, después de unos días los blancos nos sentimos defectuosos y raros, sobre todo si somos rubios. Ahí uno toma conciencia de que la escasez de pigmento es una mutación errónea que prevaleció por azar en el planeta. Si vas caminando por una zona no turística la gente te mira, se aparta un poco y las adolescentes se codean y se ríen cuando se cruzan con vos. Un día le pregunté a un hombre por una calle y mientras me contestaba sonreía con una gracia increíble, reprimiendo la risa, y
con la punta de los dedos me sacaba de la cara el pelo que se me movía por el viento. Cuando se lo conté a una amiga ghanesa, me dijo que seguramente ese hombre no había estado nunca ante una persona blanca y que le parecía muy gracioso que mi pelo se moviera, porque el pelo de los negros no se mueve como el pelo lacio de los blancos. Debo haberle parecido una venusina. Todavía debe estar contando que tocó un material horrible que una señora descolorida tenía en vez de pelo y que se le movía con la brisa.
No sé si dije lo que quería decir: que todos somos raros para alguien y que mirar para otro lado cuando alguien no es como uno es privarlo de la oportunidad de hablar de lo que le pasa o de como es y termina aislándolo más en su rareza.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

El tema es lijicil. Mis chicas me retan siempre que hablo de chinos como aislandolos, imaginense, yo que soy tan argentina y a todo le pongo mote. Ellas, ya muy canadian, ven con horror que se hable de gays, gordos, negros,deformes,narigones, y demas yerbas humanas como diferentes. Visto asi, somos todos diferentes de los demas. Eso esta muy bien, pero entiendo que para alguien con un defecto fisico (y la gordura les aseguro que es vista como una seria enfermedad y no como una gracia de la naturaleza) que le hagan preguntas acerca de porque llegaron a estar como estan o recomendar una dieta es una falta de respeto grande. No se trata de hacerse el bobo: se trata de no ahondar donde mas duele.
Aca en Canada, asepticos y duritos como son, esa regla es numero uno: No preguntes, no invadas, no trates de saber mas de lo que te ofrecen, o se limitaran a sonreirte con britanica sonrisa. Y ya me zafe yo tambien...

As noches

Ana

Cosima dijo...

Desde tu punto de vista es mucho mas humano interesarse y preguntar, que equivale ponerse del mismo lado, que hacerse los zotas.

Mixmi dijo...

Sí es así es muy feo que "la gente" ignore o aparente ignorar tu diferencia. Pero también es muy feo cuando uno dice "gordo", "gorila", "zurdo", "católico", "judío", "puto" con intención ofensiva, ahí ya se transforma en algo desagradable y antisocial. Los argentinos en el fondo (y tb en la superficie, vamos) somos de discriminar y etiquetar rápidamente.

ememe dijo...

Ana,

creo que la diferencia está entre lo que uno puede evitar y lo que no. Uno no puede evitar ser negro ni manco, pero teóricamente puede evitar ser gordo. Eso desconoce que morfar a lo bestia también es una patología, pero como ves al gordo morfándose las pizzas por su propia voluntad, te parece que él decide ser gordo, cuando no es así. Si yo estoy un rato con un gran gordo serguro que terminamos hablando de qué conviene comer, y de lo que habría que hacer para bajar de peso. Y te aseguro que también lo agradecen porque el mundo entero los señala y los critica y ellos también quisieran hablar de su problema. Hablar y escuchar con afecto y con humor no es ahondar donde más duele. Lo que ahonda donde más duele es el silencio hipócrita o el comentario descalificador.

ememe dijo...

mixmi,

honestamente, creo que hay que diferenciar la condición de negro, puto o judío de la de zurdo o gorila. Las primeras son cualidades naturales, inevitables, que no dependen de la voluntad ni de la razón y las segundas son construcciones voluntarias, racionales, individuales. Creo que en una discusión uno puede reputear a un zurdo, a un radical o a un nazi por sus ideas sin ser discriminador.

Fulvio Jácher dijo...

Discriminados on áis.

Elenco: Rey Charol, Marcelo Polino, Moisés Ikonicoff, Sandra Mihanovich, Carlitos Scaciota, Chizito Winograd, Bergara Leuman, José Luis Chilavert y Gladys Fiorimonti.

Teatro Luz y Fuerza ( San Bernardo ).

BORBA dijo...

Creo q los paises del norte creen (o se hacen los q creen) q por prohibir el uso d calificativos van a prohibir q la gente "califique" y con suerte, hasta q lo piense. Eso seria una pelotudez y una hipocrecia, pero sabiendo de quien viene, digo q es una MALDAD. Yo cuando hablo de ellos digo "esos, LOS MALOS".

Hacerse el zota ante la particularidad ajena, es subestimar al otro al punto de pensar q porque UNO se haga el q no ve, el otro sienta que no es asi o asa. Un poco sobervio, no?
Cuando algo nos duele no es por lo q digan ni por como nos llamen. Es por lo que sienten. El rechazo y la empatia se perciben mas alla de cualquier palabra... Y lo digo con conocimiento de causa. Fui muy gorda, menos gorda y casi flaca. Fui bizca y no bizca, y he pasado noches en vela llorando por mis complejos. Y lo mejor para mi alma fue siempre rodearme de gente q me califique y hasta cargue por mis "cualidades".
En mis varios grupos de amigos nos calificamos permanentemente y por todo: El negro, la rubia, la culona, la linda, la fea, putito mio, putasa... A CRITICAR SE HA DICHO!!!
Besos,
Borba (Mitad mujer-mitad gorda)

Anónimo dijo...

tamos relocos en el auto
con musica
con chicas
con cigarrillos
es de ruta y vamos por una noche
frenamos
silencio
bajamos
todos miramos las estrellas
y durante segundos eternos
no se escuchan comentarios
de gente drogada que siempre
buscan causar algo
risa
tristeza o que se yo
me imagino cicatrices
como caminos en mis neuronas
y la sinapsis todo lo resuelve
a veces siento que una membrana no esta
pero el cielo tan gigante
tan todo
lo unico que de es valor
y ganas de seguir con todo
de seguir observando
curioseando
molestando
y mil veces me pregunto
por que me quiere tanto tanta gente
para eso no tengo respuesta
pero si me imagino
por donde vienen los odios
una vez mas la noche
con esa manta negra con puntitos
me hace pensar cosas lindas
pienso que van a crecer
que la vida es una masa
que es super interesante
y bla bla bla
y nunca les voy a confesar mi deseo:
que sean felices
por que es una cargota
que gente
tan pequeña
tan amable
tan todo
no merecen
que jueguen
que creen
que se mamen
que tengan amigos
que viajen en autos
que naden bajo el agua
que se duerman al sol
que lloren de risa
que no jodan a los mas debiles
que se atrevan
que hagan goles
que dibujen
que se deslizen
que cojan libremente
que se quieran
que se admiren

SY
Desde Waterloo

Anónimo dijo...

la ola me quiere comer
y yo rajo
se me hace un techo en la cabeza
un techo de agua
hace frio adentro
hace ruido
a lo lejos se ve la luz
la ola me quiere comer
y quiero llegar a la luz
y estoy por llegar
y...
no mas luz
espuma
piola tira de mi pie al fondo
shh shhhhhhhhhh
gira loca la tabla
como estar en una lucuadora
con una guillotina
y girando girando
salis
te reis
viene otra ola

SY
Desde Waterloo(marino)

Anónimo dijo...

que verga la cosa de la ola
sy
desde waterloo

Ofelia dijo...

Estuviste en Ghana?

Fulana dijo...

hace unos días hice un curso con empresarios y el banco mundial. todos se horrorizaron cuando nombrábamos los de mi equipo la palabra "pobre" y nos llamaron la atención por la discriminación que ejercíamos a partir de un vocablo. me cansé a los 20 minutos de discución, me paré, giré 180 grados mostrándoles a todos mi culo y les dije ¿qué crenn que soy una chica grandota o una gorda? entre sonrisitas cumplidoras las señoras biannn me decían que era alta y formada, y los señores empresarios no emitieron palabras. muchos dejaron de reírse y otros inventaron una ida al baño cuando les dije, con una sonrisa, que yo sabía, me reconocía y no hacía esfuerzos en disimular que era gorda... qué sé yo... somos mas autocensurables que censurados...

ememe dijo...

Ofelia,
y, sí, si cuento que estuve en Ghana es porque estuve en Ghana.

ememe dijo...

cosima y borba,
sota se escribe con s.

ememe dijo...

borba,

lo peor no es todo eso que contaste, sino tus espantosas faltas de ortografía.
A ver, escriba 100 veces:

soberbio
sota,
hipocresía
putaza

al lado de eso, ser bizca, culona o mitad gorda y mitad mujer es una pavada.

ememe dijo...

ahora fuera de broma, borba,

qué lindo lo que escribiste y cómo sentís en persona lo que quise explicar y no me sale bien.
Claro que exageraste y que es tanto como lo contás, pero igual vale.

ememe dijo...

ay, fulana, qué maravilla lo que hiciste!!!
Qué agradable sensación de distensión es decir lo que uno siente y dejar de hablar de algo cuando flota en el aire otra cosa! Deben haberse quedado de una pieza, desconcertados por tu falta de corrección política!

benedicto 16 dijo...

ruben m.
te moris por mamarte una buena vergoncha.
Benedicto 16

borba dijo...

JEJEJEJE, es cierto, me olvidé contar q también me dicen burra y me hace muy bien, sobre todo cuando además me avisan qué palabras escribo mal.
Juro q voy a escribir 100 veces
soberBio- Sota - hipocreSía y putaZa!!!
Besos,
borba

El resentido paranoico dijo...

Acá va mi bosquejo de teoría conspirativa acerca de porque se comportan de esa manera:
es un mecanismo emergente para enajenar a los individuos de sus particularidades y conventirlas en mercancías. Se castiga que un individuo haga nada con las particularidades, siquiera las note, mientras que simultáneamente existe todo un mercado que comercia con esas particularidades, para poder identificar nichos de los cuales poder extraer valor con menor costo.
Justamente estos países políticamente correctos son los que más abuso de las estadísticas hacen. Decirle gorda a alguien está mal visto, pero vender productos específicos para gordos (como dietas o ropa de talles grandes) está perfecto. O música para negros. O librerías para latinos. etc. Que nadie se atreva a usar la palabra negro, salvo el consultor al que le pago para que me defina que estrategia funciona mejor para captar votos entre los negros.
Y ahora, vuelvo a mi cueva a tomar el té mientras espero que la especie termine de divertirse a sí misma hasta la muerte.

Anónimo dijo...

Ser gordo y necesitar vertirse es una realidad. Por eso hay ropa para gordos, como puchos en los supermercados, escondidos del publico porque hacen mal.

Que a alguien lo llamen gordo o culon, a mi modo de ver, es descalificatorio y denigrante. Lo piensen como lo piensen...

Ana

Jade dijo...

Titania es mi nueva víctima.

La correctora. dijo...

Muy ardua y encomiable tarea la de Ememe de darles tarea a los que tienen errores ortográficos. Si me permite y no se enoja la corrijo, cuando uno interroga o emite algo que denota admiración se abren con signos según sea el caso. Supongo que debe ser porque ud. maneja otros idiomas y en inglés por ej. sólo se cierra, como es muy común en chats y mensajes de texto de celulares.
Teniendo eso en cuenta es ud. simplemente perfecta.

ememe dijo...

gracias, correctora!
es verdát que nunca pongo signos para empezar y eso es un requeteerror. Debe ser una esnobeada que hago para hacerme la que sé inglés

Ofelia dijo...

No es que crea que mentís, seguro no fui muy clara pero era una pregunta retórica que invitaba a que te explayaras en el tema ya que no es un destino muy común.

Anónimo dijo...

Che, muy bueno tu blog.
Después date una vueltita por
mambomental.blog.terra.com.ar
Un blog que hace un tipo medio quemado del cerebro pero que igual está bueno
Catita.