jueves, noviembre 22, 2007

Cómo tira onda un/a aleman/a


Ahora que en cualquier calle de Buenos Aires te tropezás con una alemana mórbida amoratada por el agujero de ozono y aterrorizada de que la agarre un cartonero, te doy las claves para que sepas si está con vos. También se aplica a un alemán de esos que tienen que andar plegados para caber a lo alto en el subte y tienen pelitos dorados en las patas.
En general te va a pasar que te las vas a tener que ver con un par porque siempre andan de a dos: alemán/alemán o alemana/alemana. Fijate primero en uno/a y después en el otro/a, pero fijate con atención, porque esto que te digo salió en el libro de alemán que acabamos de terminar este año, en el capítulo LIEBE (AMOR) , así que es la posta.
Se trata de las señales que emiten los/as alemanes/as cuando están enamorados/as. Traduzco (aproximadamente) para los que no tienen la fortuna de acceder a este material tan práctico:

a. Ella levanta alto las cejas.
b. Ella inclina la cabeza hacia un lado.
c. Ella mira hacia abajo.
d. Él menea los hombros.
e. Él se estira.
f. Él agita las caderas.
g. Él se tira de la corbata.

Entonces, si en la cola del cine, en el 152 o en un kiosco alguien te sorprende haciendo frenéticamente estos rituales de apareamiento, no lo dudes: es un alemán/a que te quiere machetear. Metele sin miedo.

11 comentarios:

Clara dijo...

Juaaaa. Me hiciste reir mucho, estuve en pareja màs de dos años con un alemán de Berlín, nos separamos hace poquito y estamos que vamos y venimos, ahora él llevanta la ceja todo el tiempo, es casi su único gesto facial, no hay un apartado sobre la subidita de ceja alemana?.

Beso.

ememe dijo...

No, parece que la subida de ceja no califica como mensaje erótico. Debe estar queriendo decir otra cosa.
Cuando empezó la relación hacía lo que dice mi libro? Movía las caderas, se tironeaba de la corbata, meneaba los hombros? Por favor, Clara, ya que tuviste un auténtico alemán durante dos años, decí si en la práctica se verifica lo de las señales alemanas del amor!

Clara dijo...

él usa la subida de ceja para casi todo.
a ver, corbata no usa, directamente no tiene, la primera vez que lo vi, movia las caderas porque estaba bailando, pero la verdad...igual Nikolaus puede ser la excepción a la regla, quiero creer en los dibujitos de tu libro.
una de las cosas que me enamoró de el es como pronuncia la r.

Anónimo dijo...

ememe,esos movimientos hiciste la vez que nos conocimos
que paso?
cariños
A

Fulvio Jácher dijo...

Temo a las alemanas, principalmente si muestran su dorada pelambre.
Es un trauma que llevo desde chiquito. Por las tardes sufría con Heidi cuando la señorita Rottenmeier le hacía la vida imposible.
Me quebré.

Anónimo dijo...

Fulvio:solo te quiebra la cocaina
El "me quebre",es un regalo que hice yo
odio esto,estoy re imbecil..que me pasa..estoy reclamando los derechos de:"me quebre"?
Cariños
A

Fulvio Jácher dijo...

"Entonces, si en la cola del cine, en el 152 o en un kiosco alguien te sorprende haciendo frenéticamente estos rituales de apareamiento, no lo dudes: es un alemán/a que te quiere machetear. Metele sin miedo."

Esta frase está rebotando en mi cabeza desde temprano.
Principalmente, el preciso infinitivo "machetear".

Loca xq (el mundo me hizo a)sí dijo...

aparte de que no me suelen gustar los rubios, si mueven las caderas en señal de interés... huyo despavorida al siguiente vagón del subte

Anónimo dijo...

información muy útil, eso sí, yo no quiero generalizar, pero estuve con un alemán y puedo decir que no lo recomiendo.

Anónimo dijo...

gracia' por la tradux
anaf

Alicia dijo...

Machetear es un gran verbo.