miércoles, enero 11, 2006

ALONSO 2


Vivir con Alonso es muy lindo. Todas las mañanas lo campeo por la casa porque pasa cada noche en un lugar diferente, y cuando lo encuentro en el estante de mis remeras, en el mueble de las escobas o en el ropero de la ropa de invierno, le acaricio suavecito la cresta del lomo, los costados de la cara y los flancos. Está medio aletargado todavía y sin darse cuenta se va recostando contra mí con los ojos entrecerrados. Cuando lo siento entregadito deslizo la mano por debajo de su panza y lo levanto. Enseguida se me trepa por el brazo y se acomoda en mis hombros. Allí se queda achatado buscando el calor humano, porque él no regula su propia temperatura y se pone frío como una mortadela si no está en un lugar caliente. Lo llevo a su sector del balcón, donde están todas las plantas que le gustan y donde todas las macetas tienen alfalfa tierna, y desde mi hombro mordisquea brotes de rosa china, hojas de parra y ramitas de huacatay. Al rato, perezosamente se baja de mí y hace un recorrido establecido, siempre idéntico: planta 1, planta 2, planta 3, piso de baldosa caliente, planta 4, plato de agua, planta 1, planta 2... hasta completar el circuito tres veces. Después se para entre maceta 3 y 4, abre las patas, arquea el lomo y eyecta primero un gran chorro de pis ruidoso y enseguida una caca verde oscura, brillante, perfecta, que deja atrás dignamente saltando a la planta 1 para reiniciar el recorrido una vez más.

3 comentarios:

Obelix dijo...

Ememe,

Alonso, la iguana travesti. Cuál es el tamaño máximo que Alonso va a tener?

Atte.

ememe dijo...

1. No es travesti. Se trató de un error humano. Los veterinarios me aseguraron que era macho y ahora que sé que es hembra no le quiero cambiar el nombre para no crearle un trastorno de identidad.
2.El tamaño de un gato grande pero con una cola que duplica ese largo. Total: entre 1 metro y 1 metro 20.

frikosal dijo...

Que maravilla.