sábado, mayo 19, 2007

Sábado en Saigón


Hacía tiempo que no lo hacíamos. Hoy nos levantamos y nos fuimos caminando a Chinatown. Tardamos una hora y media. Fuimos directo a Todos Contentos y almorfamos unas delicias con hongos y camarones con una botella de torrontés bien frío. Antes entré a dos de esos negocios que me pierden y compré dragoncitos para regalar a las mujeres chancho que este año deben llevar uno todo el tiempo atado con cinta roja. También compré una cartera alucinante y un llavero con muñequito con sombrero de piel que parece más ruso que chino.
Después fuimos a Casa China a proveernos de cereales y legumbres por varios meses. Burgol para hacer cous cous, arvejas partidas para hacer sopa, porotos negros, colorados y blancos, avena, arroz yamaní. También conseguimos maracuyás y brotes de rabanitos para ensaladas. Y un postre que me encanta: orejitas de bebé. No sé cómo se llaman pero las llamo así porque al tocarlas con los labios son suavísimas y un poco frías. Adentro tienen dulce de aduki. Me encanta morderlas y pensar que me como la oreja de un bebito.

9 comentarios:

Gabriela dijo...

La Gummi Pizza es un relajo total, una invitación a la bulimia.
Una porquería absolutamente sensacional.

El Mostro dijo...

Yo quiereo el libro rojo de Mao, ¿lo viste?

Anónimo dijo...

ememe, dejá de provocarme.

carolain

pd: por qué no le puedo comentar a la yummi pizza?

meki dijo...

Es terrible, ver esa yummi pizza y no sólo no poder clavarle el diente, sino tampoco un mísero comentario.

ememe dijo...

Por qué el post de la gummypizza no deja poner comments?
Ah, es lo mismo que preguntó carolain?
Estoy un poco atolondrada.
Mostro, creo que un día lo ví pero yo no quiero tenerlo. Me da impresión. Debemos ser de generaciones distintas. A mí me hace acordar a cosas que prefiero olvidar y a vos debe parecerte algo pop.

ememe dijo...

La prohibición de poner comments será una orden que viene de Gunung Putri?

Anónimo dijo...

mao escribía poemas
sobre caracoles


Hipólita

Loca xq (el mundo me hizo a)sí dijo...

y digo, ¿lo tuyo no será un canibalismo no admitido?

Anónimo dijo...

Mis orejas son mi debilidad,me las vivo tocando.
Antes me las tocaba y daba muy autista,ahora parece que estoy pensando y no me joden.
Igual nadie me jode,el hinchapelotas soy yo ,ponele el 89% de las veces.
Cariños
A