domingo, mayo 13, 2007


Y en los puestos de verduras, frutas frescas preparadas en una forma que daba pena comerlas. Venían con un tenedorcito o con una cucharita de plástico para morfarlas por la calle.

1 comentario:

Socorro dijo...

Que notable. Hace unos dias volvi de Caracas Venezuela, donde pase casi dos semanas. Y me sorprendio mucho y no gratamente lo fea y vieja y cara y magullada que era la fruta. Aun cuando es un pais que produce esas frutas como a nosotros nos salen los zapallos. Cosas del sub/desarrollo.

Dommage,


Annie