sábado, diciembre 02, 2006

Para el tío de A.



A., lo de tu tío es muy buena idea.
Cuando mi amiga C. estaba muy grave y sufriendo con la quimioterapia y otros espantos, yo le combinaba los opiáceos con unos toquecitos de porro y lo pasó más tolerable. Por lo menos nos reíamos mucho. Ella con sus sombreritos que le tapaban la pelada y yo, que sólo podía acompañarla a sufrir, cuando salíamos de sus tratamientos nos íbamos a tomar unas copas de vino y nos cagábamos de risa. Estábamos haciendo un trabajo muy bueno sobre Sylvia Plath y otro, llamado Diario de Viaje, que era su testimonio y el mío de lo que sentíamos y pensábamos durante ese trayecto de mierda que duró cuatro años. Los dos quedaron inconclusos, pero cada vez que los miro me acuerdo de cuánto nos divertíamos, aunque nunca dejamos de hablar de lo que se venía. Y también de eso hablábamos con humor.
Las galletitas se preparan como cualquier galletita, con una única diferencia: en lugar de manteca común se les pone manteca porrizada. Hay un libro de Alicia Castilla, llamado Cultura Cannabis,
(Edición de la Autora, 3ª edición, Buenos Aires, diciembre 2002) que tiene recetas interesantes. Justamente la de Mantequilla de Cannabis (pag. 92) no es clara, pero vas a poder encontrarla en internet.
En lugar de manteca común conviene usar ghee, que es manteca a la que se le extrajo la grasa butírica, es decir, la que se corrompe. El ghee es como una manteca santificada, que no vence nunca. Se puede hacer (ver recetas en internechi) o comprar en Chinatown (foto 2). Cocinando a ojo, como me gusta a mí, se hace hervir por lo menos una hora una taza de ghee con tres cucharadas soperas de hojas trituradas (y flor, si hay), se cuela, se deja enfriar la manteca resultante en la heladera y una vez bien fría se mezcla con una taza de harina y media de azúcar. Se amasa rápido, se aplasta con palo de amasar, se cortan cuadraditos a los que se les marcan cortes para fraccionarlas mejor y se cocinan en horno mediano sobre placa de silicona (silpat) hasta que estén duritas por arriba ( foto 1). Cuando se enfrían se endurecen más. Se les puede agregar lo que quieras: semillas de sésamo, almendras molidas, lo que te guste, o nada at all. Y reemplazar el azúcar por sal, si no las querés para el té sino para el copetín. Guardadas en el freezer bien envueltas en film y aluminio, son eternas.
Pero ojito! No hay que olvidarse de estos tres puntos:
1. la galletita pega por lo menos una hora después
2. pega de repente
y 3. pega muy fuerte.
Asi que si te comiste una y te olvidaste, te vas a encontrar recolgado en medio de una reunión de padres del jardín de tus hijos. Otro punto importante: como pega mucho después, es difícil graduar la cantidad. Te comés una y como no te hizo nada te comés otra y cuando actúan, actúan todas juntas y es muy peligroso. Te puede bajar la presión hasta límites jodidos. Sé que la gente que sabe gradúa justo la cantidad de materia prima para saber cuántos gramos contiene cada cuadrito de galletita, pero yo no tengo idea.

14 comentarios:

Juan dijo...

La proporción que yo uso es unos 40 gramos de ghee con unos 120 de harinas (mezclas a elección). Las galletitas salen más duras, si no son como las melitas.

Si es hierba comprada se pueden usar unos 10 gramos para obtener 20 galletas (cortando la masa final en cuadraditos de 5 x 4). Si son buenas flores alcanza con un poco menos (proporción de un porro fino por galleta).

Para amateurs basta con comer un cuarto de galleta. Para experimentados, 1 galleta y para usuarios heavys o fiestas descontroladas, 2 a 3 galletas.

ememe dijo...

Gracias, Juan,
Sabía que ibas a dar la información precisa!

Obelix dijo...

Juan / Ememe,

Yo probé varias veces las galletas y no me pegaron.

Atte.

ememe dijo...

Las mías son erráticas porque las hago a ojo. Tal vez tendrías que haber comido una o dos más.

Anónimo dijo...

Mil gracias por los consejos!
Pero recontra mil gracias.
Yo comi y me pegaron bien.
Mi tio entra en quimio,lunes y martes.El miercoles lo voy a buscar y a la tarde lo llevo a rayos.
Mañana me pondre a cocinar.
Mi novieta conoce a un experto cocinero.Pero quiero hacerlas yo.
Mejor que no fume por que le puede pintar tremenda tos.Y esta dolorido.
Gracias Juan!!
pd:demas esta decir,es dificil,que voy a cocinar poquitas,las probare..luego hare muchas mas y se las mando a donde indiquen.
Gracias de nuevo
A

AS. dijo...

Estimados galletineros,
Es en estas épocas festivas cuando uno se acuerda de que ciertas familias son aburridas.
Con la fracción -minúscula- divertida de mi familia, leímos esta receta como un mensaje esperanzador.
La idea sería ofrecer "petit fours" a abuelos, tíos, padres y primos una hora antes de la cena navideña. Por supuesto nadie debería ser informado del verdadero contenido de estas delicias. ¿Alguien sabe cómo son las proporciones mínimas para este tipo de galletitas?
Prometo fotos cantando "noche de paaaaaaaaz, nooooooooooche de amooooooor"
Gracias,
AS

Anónimo dijo...

ya dice juan las proporciones.
Para entonar a la familia,lo mejor es tocar un clerico:con lsd o x.
Para que la familia quede pelada y en 15 te quedes con todas las propiedades:Polonio 210.
Cariños
A

ab dijo...

Me agarraron ganitas, pero los que vivimos en una ciudad sin "chinatown" ni nada que se le parezca que faciamo con el "ghee"?

Juan dijo...

Obelix:

tal vez no te hizo efecto porque ya estabas drogado de antes, o por ahí necesitabas una dosis más alta. Igual no a todos les pega igual, y depende del momento del dia (con el estómago vacío puede ser más efectivo).

anónimo, de nada. y no es tan difícil. A la masa se le puede ir agregando chorritos de agua fría para ayudar a la mezcla.

ememe dijo...

Juan, dale la receta de ghee a ab, dale.

Juan dijo...

El ghee se aprende a hacer mejor por imitación.

Básicamente se trata de calentar un pan de manteca a fuego muy bajo, en lo posible con un difusor sobre la hornalla (que puede ser una tostadora de pan), primero hasta que se derrita, y luego ir observando cómo surge una grasa blanca que por efecto del calor se va subiendo a la superficie. Entonces uno va colando con una cuchara esa grasa a medida que se acumula, revolviendo cada tanto para que no se queme, y así durante media hora o un poco más, hasta que ya no salga más grasa y quede un líquido translúcido ambarino de olor dulce.

Se suele sacar cerca de un cuarto del peso de esa grasa, que se puede tirar o dar a los chanchos. El líquido resultante se guarda en la heladera y dicen que nunca vence, y que luego de 10 años de conservación puede servir para resucitar a gente en coma (aunque debe ser medio difícil de mandar por la sonda).

Anónimo dijo...

lindo sistema,pero voy a hacer cagadas.Comprare el ghee en Ctown.
por que no con manteca comun?
A

ab dijo...

ememe y juan: gracias totales
abrazo

Juan dijo...

anónimo: con manteca puede ser igual, pero con ghee no vencen nunca y son más sanas.

ab, de nadas absolutas.