sábado, marzo 17, 2007

Más about Chatanooga Vibrator


Este es el práctico modelo portátil para consultas a domicilio.
Ta bueno, no?
A mí me gusta más que el transductor forrado de las ecografías.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

a mí me da un poco de miedo...

carolain

Anónimo dijo...

en el blox de anahí
hay el lupinis polyphyllus
un chatanooga
más amable
menos cronenberg
visítenló divinas damas

Hipólita

ememe dijo...

No tengas miedo, carolain, este no se te mete.
Se queda afuera y vibra. No te puede hacer nada malo mientras se quede por ahí.
No es tan feo: parece el secador de pelo de Flash Gordon.

Anónimo dijo...

Ememe como te leo desde hace poco, hay cosas que no entiendo( como la nomenclatura de los hijos, etc) entonces estoy leyendo los meses anteriores. Me mato de risa y emocion mas de una vez, mi marido pasa por el cuarto y me mira como diciendo "piro la pobre". Hoy casualmente lei el de "el dia de la madre" o algo asi, soy de las que no tienen madre, desde los 4, y aun hoy 28 años mas tarde, me sigo sintiendo como tu amiga A, desamparada, guacha, es verdad el dia de las madres habria que desterrarlo, una hijaputez total.
Otra cosa, el coso este "chatanooga vibrator",servia? da mas miedo que otra cosa.
Cariños, de verdad.
Gaby.

Anónimo dijo...

ah, si se queda afuera entonces está bien. ayer estaba mirando un libro sobre la iconografía fotográfica de la salpetriere (las histéricas de charcot) y la verdad que en ese contexto el aparatito no desentona.

carolain

Ariel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ariel dijo...

Creo que gracias a vos y tus post descubri mi verdadera vocacion.
Mañana mismo me anoto en la UBA.
Hay que volver a la vieja medicina y divertirse antes que se acabe el mundo.
Hombres histericos abstenerse (sin animos de discriminar).

Anónimo dijo...

Saben que me evocan los comments de este 'block' en particular? vieron las mujeres prehistoricas o de civilizaciones olvidadas, sentadas alrededor del fuego comentando sus experiencias, hallazgos, miedos...

Muy muy muy grato.


Cordelia