martes, junio 05, 2007

Saavedra


Pequeño silencio debido a un viaje relampagueante a Rosario. La ida a Saavedra, como siempre, me resulta más difícil de lo que es porque en realidad es un viaje al pasado. Yo vivía en Palermo pero mis tíos tenían una casota inmensa y preciosa en Vilela y Donado, frente a la iglesia. Escribí varios cuentos sobre ese lugar y esa época porque pasaba muchos días en ese barrio callejeando y viviendo en esa casa donde todo era tan lindo. Todos mis primos y yo tenemos libretas cínicas y de embolamiento con esa dirección porque había una prima de alguien que trabajaba en el registro civil que correspondía a esa zona. A mí me gustó siempre tener una dirección falsa y más todavía cuando demolieron la casa y empecé a tener algo mejor: una no-dirección. Pero hace unos años tuve un ataque de ganas de emprolijar mi vida y entonces fue cuando hice el cambio de domicilio que la Dirección Nacional Electoral no registró nunca (les digo, por si se preguntaban si alguna vez viví en Saavedra).
Ahora, cuando voy, reconozco los lugares, los ruidos y los olores y me pongo medio triste. El olor del sol cuando pega en las paredes, por ejemplo, es algo que reconocería con los ojos cerrados. Y cómo cantan los pajaritos también.

Esta vez descubrí que en realidad no voto en Saavedra sino en el borde de más allá de Villa Urquiza. Es donde si uno mira para abajo ve los elefantes que sostienen el mundo.
Salí de votar y no sabía para dónde ir, entonces me largué a caminar porque confiaba en que el instinto me iba a llevar hasta Avenida del Tejar, que es el eje del barrio de Saavedra. Caminé muchas cuadras en una dirección, después doblé varias veces por calles desconocidas y de repente me encontré en la calle Iberá y me acordé de todo. Cuando vagabundeábamos por ahí, Iberá me hacía sentir confiada y segura. Mi papá me hablaba siempre de los esteros del Iberá y yo pensaba que debían estar cerca de ahí y eso me tranquilizaba.
Esta vez seguí por Iberá y empecé a cruzar calles con nombres familiares hasta que llegué a Avenida del Tejar. La Filcar de la cabeza no me falla casi nunca.
Cuando era chica me fascinaba que por allí había un montón de calles con nombres de mujeres. Yo preguntaba qué habían hecho para ser calle y siempre me contaban algo heroico: que habían cagado a lanzazos a un español o que habían tirado aceite hirviendo contra los ingleses. Juana Azurduy me mataba. Pero después creía que todas las calles de ahí tenían nombre de mujeres. Por ejemplo, en vez de Mariano Acha un día leí María No Ancha y todos se rieron mucho de mí. El domingo cuando pasé por Holmberg ví por primera vez cómo se escribe y me asombró. Nosotros le llamábamos Ólember.

14 comentarios:

Gabriela dijo...

¿Tu papá conocía los Esteros del Iberá?
Cuando yo era chica me ponía muy loca cantando Juana Azurduy flor del Alto Perú no hay otro capitán más valiente que tú.

Anónimo dijo...

Agarraba Jose Hernandez y entraba por Olmber a Freire para ir al colegio.Se pronuncia tal cual lo decis.
El padre hablaria de los esteros por que esa calle Ibera esta por ahi.O estuvo?
Cariños
A

Anónimo dijo...

Amor, ubicateeeeee

ememe dijo...

A., no se puede ser taaan bestia.
Los esteros del Iberá quedan por Entre Ríos o por Corrientes. Esto es Saavedra, un barrio porteño.
Y no se dice Olmber sino Ólember.
Devolveme mi guante.

ememe dijo...

gabriela,
sí, mi papá conocía todos los ríos y los amaba. Navegaba mirando las estrellas con una carta náutica.
A mí también me trastornaba oír cantar eso.

Anónimo dijo...

Perdon, pero yo creo que se dice "jolmberg", queda cerca de mi casa, en Villa Ortuzar, que por si alguien no lo sabe es un barrio porteño tambien.
P.

ememe dijo...

Hoy me dijeron que los Holmberg se llaman a sí mismos Ólemberg.
Siempre quise vivir en Villa Ortúzar. Es como llamarse Ortelli o Culotta.

cronistasentimental dijo...

una amiga mía vivía en Villa Ortúzar y, porque todos nos burlábamos de la palabra "orgúzar" empezó a llamarlo "el barrio top". así que para mí ólemberg--que me suena a queso--está en el barrio top.

Gabriela dijo...

Tomate unas minivacaciones en los Esteros del Iberá, y que el baqueano Molina te lleve en un paseo nocturno en la canoa.

Anónimo dijo...

Sera Ólemberg desde hoy entonces! Y si, seguro que los Ortuzar se bancaron que les digan de todo en la escuela...
Es verdad que Ortuzar esta muy top.
P.

Anónimo dijo...

Los Esteros del Ibera.Lindo lugar.Esteros e Iberaes conviviendo sin polucion.
Polucio ambiental y polucion noctirna.Desarrollar las diferencias.
Te mande Electronic mail por el tema de tu guante.Que ya me estaba fastidiando.Creo que es la primera vez en mi vida que escribo la palabra:fastidiar.
Cariños
A

Chancha dijo...

Mis tias, que vivian en plaza y congreso toda la vida la llamaron ólember, y asi la llamo yo.
Muy lindo el recorrido descripto. son mis lugares favoritos en toda la ciudad.
Ademas de Ibera y Cabildo, donde vivia mi abuela, va en realidad, tamborini y moldes. pero me lo recordo, juana azurduy...
toda la familia del mismo pago y yo estoy "empolusionada" entre arboles de plaza once. Ya volveré.

EmmaPeel dijo...

què lindo saber que anduviste por acà

Y si, es Holmberg es Òlemberg y Miller es Mìyer

natalia dijo...

hola! yo no vivo en capital, vivo en lomas de zamora pero tengo un cariño muy especial por villa ortuzar y la casa de la calle holmberg al 1755. ahi por ahora vive mi novio seguro tendra q irse de ahi pero jamas voy a olvidar aquel lugar... siempre estara en mi corazon llenando, d lindos y nostalgicos recuerdos. que feliz fui! voy a extarñar el viaje en el subte y la salida q dice los inas parque chas...nati