viernes, febrero 16, 2007

18 bis

No gané nada. Pero como las señales no cesan, recién le jugué a una cosa llamada La de Montevideo y a otra llamada Nacional. Cinco pesos a cada una. Esta vez no hubo ninguna emoción: era un localcito con una ventanilla enrejada como en el Far West y dos empleados aburridos que me dieron el billete deslizándolos por debajo de la reja.

Digo que las señales no cesan porque anoche cuando le mostré a M.4 la copia anillada del libro de relatos que acabo de terminar, lo miró y me dijo -Y las sangrías?
Parece que hay algo llamado Las Sangrías que yo desconocía. Él me enseñó dónde y cómo se ponen y hoy estuve varias horas llenando de sangrías todo el libro.

13 comentarios:

Anahí Lazzaroni dijo...

Esto aparece en el diccionario de la Real Academia sobre la palabra "sangría"
El punto número 7 me parece muy curioso.
sangría.

1. f. Acción y efecto de sangrar (‖ abrir o punzar una vena).

2. f. Bebida refrescante que se compone de agua y vino con azúcar y limón u otros aditamentos.

3. f. Parte de la articulación del brazo opuesta al codo.

4. f. Salida que se da a las aguas de un río o canal.

5. f. Corte o brecha somera que se hace en un árbol para que fluya la resina.

6. f. Extracción o hurto de una cosa, que se hace por pequeñas partes, especialmente en el caudal.

7. f. Regalo que se solía hacer por amistad a quien se sangraba.

8. f. Impr. Acción y efecto de sangrar (‖ empezar un renglón más adentro que los otros).

9. f. Ingen. En los hornos de fundición, chorro de metal al que se da salida.

~ suelta.

1. f. Aquella en que no se restaña la sangre.

2. f. Gasto continuo sin compensación.

□ V.

Anónimo dijo...

A sus pies MM. No hay épica más grandiosa que terminar un libro.

Hipólita

ememe dijo...

anahí,
qué raro! será una costumbre de la época en que se hacían sangrías como método terapéutico? Los amigos irían a visitarlo y le llevaban regalos? Y qué impresión que al regalo mismo se le llamara sangría!

ememe dijo...

hipólita,
sí, estoy feliz de haberlo terminado, sobre todo porque estuve franeleándolo durante 4 años. Lo dejé abandonado como dos años y un amigo querido lo leyó y me dijo que valía la pena seguirlo. Lo retomé, él me lo corrigió y me orientó muy bien, después lo corregí con Damián Ríos concienzudamente y ahora parece que se terminó. Es un placer imprimirlo, anillarlo y verlo transformado en un objeto posible.
Ahora viene la parte de llevarlo a editoriales, que siempre me hace pensar en la mamá de Kennedy Toole.

Crab dijo...

Las sangrías van al comienzo de cada párrafo.
Pero parece que lo fino ahora es, cuando se comienza el capítulo o el libro, NO poner sangría. Me parece una incoherencia, pero hasta en eso hay modas.

Anónimo dijo...

Que bueno terminar un librete.Yo puedo colaborar con la logistica(mi pasion)...podemos mandar tu librete a cualquier lugar del mundo,con los mejores correos y lo mas sexy de todo:free.
A Eduardo siempre le voy a decir Eduardo.Espero que su estadia aca no signifique el final de lo Anegeles Vaticanos.Igual tambien se que los Angeles habian roto las bolas de la Ememe.
Hipolita siempre es una aparicion positiva.
Cariños
A

ememe dijo...

A.,
Eduardo siempre estuvo. Él no influyó en el final de la saga de los curas chongos. Al contrario, se reía mucho. Y nunca se ofendió por ninguna de las groserías horribles que se escriben en este block.
Lo que ocurrió es que los 12 curas se terminaron al mismo tiempo que yo me aburría de ellos.
Creo que Eduardo es un pendejo como todos ustedes, sólo que trabaja de cura.
A mí también me impresionan los curas, pero hay gente que conoce a muchos y dice que algunos son chiflados, zarpados, absurdos y desquiciados igual que las personas.

Anónimo dijo...

El curismo tiene que ser un zoologico,como el resto del planeta.Habra de todo.
Eduardo es particularmente simpatico.
Cariños
A

Anónimo dijo...

felicitaciones, ememe. ojalá lo vea en la librería cuando vaya a buenos aires. no sé bien qué tendré que buscar... ¿los cuentos de ememe? o tal vez una faja que dirá: "de la misma autora de 'viejos son los trapos' ahora presentamos los 'cuentos xxxx'. supongo que nos avisarás...

¿qué pasó esta vez con el 18?

carolain

Eduardo Mangiarotti dijo...

Puedo rubricar:
a. Que estoy en la misma que todos, como afirma ememe.
b. Que el curismo es un zoológico (cuando no un bestiario extraído de las más inverosímiles mitologías)
c. Que soy particularmente simpático (jejeje)

Pero eso sí, yo no trabajo de cura, soy cura. Distinción sutil pero para mí es importante. Vos que sos médica, ememe, sabrás que significa no colgar lo que uno hace cuando sale del consultorio. En mi caso, lo que soy y lo que hago están indisolublemente unidos. 'nuff said.

ememe dijo...

Eduardo,
Perdoname, pero no puedo ser taaaan buena aunque me caés tan simpático.
Lo de "trabajar de cura" es una ironía para molestarte un poco. Sé que los curas dicen que SON, no TRABAJAN DE. Pero no entiendo por qué defienden tanto esa diferencia, cuando los ingenieros y los médicos aceptan que se diga que trabajan de y no que son.

ememe dijo...

carolain,
si un día se edita lo diré en este block, loca de contenta. Pero para eso hay que cruzar tantas dificultades que ni pienso en ese momento.

EmmaPeel dijo...

Felicitaciones Ememe!
COnsultado sobre el tema de la publicación, El oráculo del quinielero cara de asesino serial dice que vamos a ir a la presentación muy pronto =) (prometo llevar pancartas)