martes, febrero 27, 2007


No puedo dormir. Hay un viento maldito que aúlla contra los vidrios tratando de entrar.

1 comentario:

Eduardo Mangiarotti dijo...

A mí me despertó esta mañana una invasión de goteras en mi cuarto. ¡Nunca pensé que el calentamiento global me iba a afectar tan directamente (bueno, el calentamiento global y un mal sistema de techado)!