lunes, enero 15, 2007

Esteticismo, por qué no?


Ésta es la versión esteticista, como diría Link, de la misma imagen. No tiene nada que ver pero la publico porque es linda.
Para el perver de A., aclaro que sí, los zapatitos de cebra son mis quesos.

3 comentarios:

Martino dijo...

A mi me pasó una cosa terrible. Yo era un inocente niño de, digamos, 16 años, y, escapado del colegio, me puse a pasear por el botánico. Donde fui avanzado por una multitud de putos viejos que, para colmo, estaban haciendo jogging y estaban transpirados. Un brasilero que vendía hamacas paraguayas me hizo algunas preguntas de indole sexual que yo contesté ambiguamente más por no haberlas entendido que por tímido. Esa es mi historia traumática de hoy, y me voy de vacaciones. Mua mua y hasta la vuelta.

carolain dijo...

iba a comentar sobre la palabra "queso" y su relación con zapatos y fetiches pero me voy a limitar a elogiar los zapatos: divinos y osados.

ememe dijo...

Pobrecito Martino, qué experiencia!
Carolain,
fue A. quien se refirió a mis patas como quesos. Me gusta la palabra porque es la que usábamos cuando éramos chicos.
Viste qué zapatinguis? Son divinos, como si Audrey Hepburn se hubiera tomado un ácido.