domingo, enero 07, 2007

Invitados a una decapitación

A todas las estatuas y los bustos les fueron arrancando los pedazos vendibles para hacerlos guita. La consecuencia es que todos los parques de Buenos Aires están llenos de pedestales vacíos y de personajes anónimos. Éste es una de los pocos bustos con cabeza que quedan. Lo hizo Menchi Sábat y es una donación de la República Oriental del Uruguay. No se la afanaron porque le hicieron un corralito alrededor. Pero ahora no se sabe quién es porque se chorearon la placa con el nombre.

9 comentarios:

Martino dijo...

Pero Ememe, contá donde están esos árboles!

ememe dijo...

Te digo dónde están si contás tu receta del pavo.

elreydelaboca dijo...

Loca como tu madre. Divertido què màs se puede pedir...Saludo.

ememe dijo...

Conocés a mi madre?

Anónimo dijo...

Y si buscan cobre,plomo,o lo que sea...no se afanaran las rejas tambien?
Cariños
A

ememe dijo...

A., son chorros, no boludos. No se afanan cualquier cosa; sólo lo que vale la pena. Esos perfiles son de hierro berreta. Pesan muy poco y no valen nada.

b.3 dijo...

juan sasturain? se trata de un busto progre?

ememe dijo...

Qué te tomaste, B.3?
Qué tiene que ver Sasturain?
Por qué progre?
Porfi, iluminá la mente de tu pobre madre!

b.3 dijo...

el busto parecía parecido a juan s. de ahí lo de busto progre.
nada tomé,lamentablemente.