jueves, enero 18, 2007


La pasión es como la grasa: cuando está caliente no hay nada mejor; cuando se enfría no hay nada más horrible.








Creo que lo dijo Vivi Tellas hace muchos años.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

ayer en la calle vi un guante rojo a la mañana y una bufanda anaranjada a la tarde y, claro, me acordé de vos.

carolain

Anónimo dijo...

¿vos decís que de acá surgió la inspiración?

c

ememe dijo...

Carolain, es en serio? Aunque eso no es sorprendente: en invierno todo el mundo pierde guantes y ecahrpes. Lo raro es perder lo adentro, lo que normalmente uno no se saca por la calle.

c,

decís que el tipo que se la destrozaba en la plaza había pasado frente a la T TORERIA JAPA?

Anónimo dijo...

bueno, en verano, perder la bombacha puede no ser tan difícil... el calzoncillo no sé. igual es verdad lo que decís, yo pierdo los guantes todo el tiempo y, a veces, cuando todavía no pude comprarme otro par uso dos distintos, uno verde y uno gris, por ejemplo. igual me divirtió encontralos, aunque no sea sorprendente.

sí, leyó japa en el vidrio, lo que desató una serie de asociaciones mentales que derivaron en la performance de la plaza... estaría jugando al vesre!

carolain o c