lunes, enero 01, 2007

Frutas beodas


Cualquier fruta se zambulle en algo alcohólico y sale algo bueno.

Pero a mí me gusta hacerlo con cerezas porque son la única fruta que me vuelve loca. Lo que mejor les va es el kirsch y la grappa blanca.

Lavo y seco muy bien las cerezas, les saco el cabito sin magullar la piel y las voy tirando en una botella de boca ancha donde trasvasé el kirsch. También se puede usar un frasco. Después envuelvo la botella en aluminio para que quede en la oscuridad y la dejo en un lugar fresco. Dos meses después se pueden usar las cerezas como uno quiera. A mí me gusta sacarlas y comerlas así, tal cual, a partir de marzo, cuando empieza el frío.

También se puede hacer algo más complicado: licor amarena y cherry. Hace dos años hice cherry y todavía nos queda una botella. Es impresionante de rico. Si quieren les doy la receta.

Una paciente italiana me enseñó a hacer uvas en grappa. Se usan las uvas verdes de esta época, las chicas dulcísimas duritas, y se les hace lo mismo (lavado, secado, despalillado) pero se las pone en grappa blanca. Ella me dijo que en invierno la mamá les daba a ella y al hermano una uvita engrappada todas las mañanas cuando iban al colegio, para que no tuvieran frío. Me pareció muy simpático y desde entonces lo hago todos los años. Pero no les doy las uvitas a los chicos sino que me las zampo yo una a una a lo largo de todo el invierno.

4 comentarios:

Martín dijo...

Felicidades, ememe.
Te leía con envidia lo que decías de las ventajas de la edad avanzada sobre las salidas. Me encantaría poder decir no y encontrar paz en quedarme en mi dulce misantropía, pero mi ¿juventud? ¿inmadurez? me llena el estómago de nudos y el cuerpo de inquietud. Bueno, necesitaba decirlo porq estoy asi histerico. Mua.

ememe dijo...

Los viejos también la pasan mal, haciendo lo que creen que deben hacer para complacer a los demás. No basta con ser viejo para vivir mejor.
Creo que es algo que se aprende, pero sólo si uno se lo propone.

Crab dijo...

¿Todavía existe la grappa?

ememe dijo...

Si que existe. Se llama Valleviejo y es bastante buena. En Italia es una bebida muy sofisticada, no de viejo inmigrante como acá. Allá hay miles de variedades y algunas son extraordinariamente ricas. La semana pasada compré una Valleviejo que me costó 11 pesos y una italiana no muy buena costaba 50.