domingo, noviembre 12, 2006

pao de queijo


Después de una época gris en la que cociné sólo lo necesario y sin mucha creatividad, me volvieron las ganas de inventar platos ricos.

Ayer al mediodía cociné unas centollas que había comprado crudas en Chinatown y las serví frías con unas paltas maravillosas que compré a la mañana en la verdulería peruana de Azcuénaga y Juncal.

La mañana estaba preciosa, fresca y clara, y no había nadie en la calle, sólo los peruanos ordenando sus cajones y algún portero lavando las vereda. Traje radicchio, espárragos verdes y cerezas, que es la fruta que más amo!

A la noche cociné un peceto con la maravillosa receta de R., la mujer de B.1.

Se pone el peceto en una olla (siempre uso una de hierro pero hoy usé una Essen) junto con una cebolla en pedazotes, unos dientes de ajo y un limón entero. Se tapa y se deja cocinar un rato largo. Después se saca la nerca y se tira el limón. El jugo que queda (se llama fondo de cocción) se cuela y se le agrega un vaso de vino tinto con una cucharada de maicena (o de harina, lo que haiga). Se revuelve sobre el fuego suave hasta que queda como una cremita veloutée que se sirve sobre la carne cortada.

También tuve un ataque de hacer pan de queso. B.3 me pedía –Mamae, vai dar pan de queijo pra menina, sim? Y yo le decía –Meu bem, mamae da tudo que faz pra sua hormiguinha preta! No sé por qué las dos estamos hablando todo el tiempo así, como en portugués. Ella tiene alumnos y yo pacientes brasileños, tal vez por eso.

La época gris me hizo un curioso efecto calmante. Me quedaba muchas horas escribiendo y pude terminar 19 cuentos que tenía empezados hace más de dos años.

Espero no dejar de escribir ahora que estoy contenta otra vez.

8 comentarios:

dholo dijo...

mmmmmmm, quiero pan de queijo.
¿cómo se hace, ememe?
te has transformado en la versión 06 de doña petrona.

ememe dijo...

Anotá:
1 taza de aceite de maíz
2 tazas de leche
3 huevos
3 y 1/2 taza de harina de mandioca (la blanca finita, paraguayensis)
1 cucharadita de sal
1/4 kg. de queso parmesano rallado grueso.

Batir primero muy bien los güevos, agregarles la leche y seguir batiendo, después el aceite y seguir. De a poco agregar la harina de mandioca y al final el queso de golpe. Seguir batiendo por lo menos 5 minutos. Armar bollitos chicos pasando la punta de los dedos por harina si está muy pegoteante. Poner los bollitos en una asadera (yo uso una lámina de silicona, donde no se pega nada) y hornear en horno muy caliente (180 grados) hasta que estén apenas dorados.
100 calorías por unidad.

dholo dijo...

genia, ememe. en cuanto haya hecho el intento te cuento cómo me fue.
aaah, el silpat... uno de los mejores inventos del mundo. tendré que hurtárselo a mi madre.

¿the paraguayensis harina de mandioca es fácil de conseguir?

gracias y un beso.

ememe dijo...

la harina de mandioca o paraguaya se vende en las dietéticas y en Coto también. Es la que se usa para hacer chipá, que me parece aún más rico que el pao de queijo. Si querés te doy la receta (el recepto, como decía mi abuela alemana)

dholo dijo...

lance el recepto, ememe, tomo nota.

Anónimo dijo...

perdoname pero perdi queso,tiempo huevos y todo lo demas pero eso no es todo gane una decepcion.
te cuento que cuando publique una receta lo hagas bien. porque los huevos se ponmen al final, primero es la leche y el aceite hirviendo y sacar del fuego,y ahi poner la fecula de mandioca.
aahhh tambien no es harina es fecula.
saludos y no le hagas perder tantas cosas a la gente que sigue confiando en la gente.

Anónimo dijo...

che que mala onda...que un error comete cualquiera...

Anónimo dijo...

la harina de mandioca o almidon de mandioca, no es lo mismo que la fecula de mandioca, si es harina, porque es mas consistente que la fecula de mandioca (o almidon refinado)..... la receta esta buena,ademas,te comento que en ningun momento dice agua cliente! creo que copiaste mal la receta o realmente no supiste llevarla a la practica, pero basta de mala onda!