lunes, noviembre 20, 2006

A pata suelta

3 comentarios:

Ceci dijo...

los hermosos pies tocados por Noam Chomsky???
bellisimos!

ememe dijo...

Mis pies siempre me acomplejaron, como mis rodillas, que también son huesudas. Lo bueno de esta edad es que uno empieza a caerse simpático con sus defectos y todo. Ahora me los miro y me digo que en realidad son lindos, aunque raros. Y lo que más me gusta de ellos es que me llevan a los lugares más lejanos sin protestar y sin cansarse. Hago todo a pata porque odio las ruedas.

ememe dijo...

Qué lindo! Ampliando la foto se ve un pájaro en el ángulo superior izquierdo y un semicírculo negro en el derecho.