lunes, julio 09, 2007

A. M. Homes. COSAS QUE DEBES SABER


Sentado junto a Susan en el tren, me siento como un extranjero, no sólo como una persona de otro país, sino de otro planeta, como una persona sin costumbres o formas de ser, como alguien que parece antipático pero al que lo que le ocurre en realidad es que con frecuencia se le va el santo al cielo. Pienso en Susan, en lo que significa estar casado con alguien de quien no sé nada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ememe gracias por hacerme conocer exelentes escritores
R

eleonora dijo...

Ememe,

un regalito:

"Era de madrugada, apenas las tres. No había una luz en las casas de la vecindad[....] [...de pronto un crujido, un crujido en la silla enfrente mio, la silla que siempre ocupan los que vienen a charlar conmigo...]"

Será Juan Salvo?

Nieva!

Besos!