sábado, julio 07, 2007

En Celo y haciendo pan


Ayer terminé Extraña en un Tren y hoy leí Después de dejar al Señor Mackenzie, de Jean Rhys, triste, cruel y mal traducido. Le encargué a La Máquina del Pan que haga uno de especias y me puse a leer En Celo, el primer número de una serie de antologías temáticas que publica Sudamericana.

Fuí salteando los cuentos para leer los de los autores que conozco y amé una vez más la maravillosa negrura cachonda del embambinador serial Washington Cucurto. Pero el final fue lo mejor: el cuento de Pedro Mairal, Coger en Castellano. Es de una belleza melancólica que me dejó planchada. Guardé el libro justo cuando el olor del pan caliente empezó a llenar la casa. Corté un lado, una gran rodaja con corteza, la unté con manteca, dejé que se derritiera y me la morfé mirando por la ventana cómo se transforma en noche este puto día londinense.

5 comentarios:

Cordeli@ dijo...

Te digo que despues de mi ultimo invierno Londinense, me transforme en una gran defensora de los putos dias londinenses. Me encanta ver como corren por Hyde Park en shorts y remera y la piel quemada por el aire frio y humedo, y como los chiquitos juegan en los juegos con camperas, gorros y guantes, haciendo caso omiso del clima.

Como diria mi idolo maximo, Hugh Laurie (el protagonista de House MD, una serie que dan los jueves a las 21 x Universal Channel, y cuya agudeza me vuelve loca) en los paises donde hay mucho sol no se puede pensar.

Es bueno un poco de frio y de sol. Es tonificante y estimulante y te dan mas ganas de hacer cosas.

Tu sangre teutona lo sabe.

Mira que dia poetico y sabroso y cachondo que te dio. ¿Viste?

Pongo un link a ver si se copan.

http://www.universalchannel.tv/series/dr_house/

EmmaPeel dijo...

Coincido, enamorada del cuento de Mairal (y de la tapa de chanchitos)

Tommy Barban dijo...

Mairal es un brande, pero en el cuento de Marina Mariasch está mi frase de cabecera de esta semana: "después de quince años de casados es incesto."

ememe dijo...

sí, en realidad todos los cuentos en algún momento apuntan eso, el embole de las relaciones largas.

Lolamaar dijo...

a mí también me encantó el cuento de mairal.