lunes, julio 16, 2007

Un cogso a contramano


Ahora hay una familia corsa que alquiló por cinco días. Son un papá, una mamá y dos nenes. Se mudaron ayer a la tarde. Como la entrega del departamento coincidía con el día de mi cumple, les pedí a B.1 y a B.2, que viven cerca, que les abrieran la puerta y les explicaran todo. Por supuesto, hubo muchos problemas: el control remoto de la TV no andaba, la estufa de tiro balanceado estaba apagada y no se prendía, el aire acondicionado frío/calor sólo mandaba frío... todo lo resolvieron los dos con un fantástico buen humor y buena onda.

Pero la corsa es densa: me llamó hoy para exigir el manual de instrucciones del aparato de aire acondicionado, una guía telefónica, una olla grande para cocinar la pasta y una fuente de vidrio para cocinar al horno. Además, insistió en que debía haber un lavarropas, tabla para planchar y plancha, cosas que no figuraban en el anuncio en la página web de la inmobiliaria. Le expliqué que las cosas son así, como están en el aviso.

-Pego yo quiego lavag la gopa de los niños en la casa..
-Hay dos lavaderos a una cuadra -le expliqué
-Pego yo quiego planchag las gopas.. y no tengo una cazuela grandge para hacer la pasta para los niños...
-Y no salen un ratito por el barrio? -pregunto con ganas de asestarle un golpe en la nuca -no les gustaría conocer el barrio, comer en un restaurante un día, en lugar de estar en la casa y comer pasta?
-No, nosotrgos comeg pasta y no salig. Y no encontrgamos TV Cinq en la telé y tenemos que vegle. Podgía llamar al canal y pedir la conexión?

Para la guía la derivé a un locutorio, sobre TV5 le informé que no había más en Argentina, y con respecto a la olla, fuí corriendo a comprar una, además de una pyrex ovalada para el horno. Le mandé todo con B.2. Cuando salió me llamó alarmada: los nenes estaban dibujando con birome las colchas portuguesas blancas de las camas mientras la señoga corsa lavaba gopas a mano en el lavadeggo. El señog corso estaba echado en la cama en bolas migando programas de adivinanzas.

Llamo a la señora y le explico que es todo lo que puedo hacer. No puedo comprar un lavarropas, tabla de planchar, plancha y conseguir conexión con TV Cinq en menos de cinco días. Y por otra parte, lo que hay es lo prometido, ni más ni menos. Débilmente, le pregunto para confirmar:

- Cuándo es que dejan el departamento?
- El magtes 19.
- Ah, pero el 19 no es jueves?
- Sí, es magtes y es jueves.
- Ah - suspiro.

Ahoga entiendo todo.

10 comentarios:

Ana C. dijo...

Mon Dieu! ¿Qué mujer en su sano juicio se pone a planchar la ropa cuando está de vacaciones?

Cordeli@ dijo...

Me hiciste cagag de grisa.

Y vos que te hacés la escandinava... jaja!!

Obelix dijo...

Esos cogsos están majaretas!

Anónimo dijo...

Estos corsos deberian venir el jueves...una vez que dejen la casa.
Cariños
A

Anónimo dijo...

el martes
deberían venir
el martes

HIpólita

ememe dijo...

La señora corsa se llama Pascal, como Pascal. Ahora llama pidiendo un anuagio.
Alguien sabe qué viene a ser un anuagio en español?

Boo dijo...

Será que quiere un calendario para saber cuando irse?

Anónimo dijo...

Pero qué inquilinos más pretenciosos Ememe!!!

Anoni

ab dijo...

Un anuario?? se te quedan un año en el corso entonces.

Cordeli@ dijo...

Pascale.

Siempre me soprenden las mujeres con nombres como de hombre.