viernes, abril 27, 2007

Las de cebra


Se las copié a mi amiga AS. Se las ví y me enamoré y fui corriendo a comprarlas. Ahora tengo que acordarme de no usarlas nunca cuando salgamos juntas. Seríamos más ridículas de lo que somos en nuestro estado natural.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Donde las compraste Ememe? me encantan! pero quien sabe si estaran aun en Junio cuando vaya para alla...

Entre el tema de los zapatos y el del cafecito estoy chocha esta semana!!

ciao a tutti

Ana

as dijo...

Qué lindos Ememe!
Yo necesito saber la cara de WT viéndonos entrar tarde con los zapatos de cebra. Pensalo...
un beso.

as dijo...

Me voy a copiar los de Agüero y Peña.

ememe dijo...

Ana,
este tipo fabrica a medida lo que uno quiere, asi que aunque no las tenga te las va a hacer. Pero si te da ansiedad puedo ir y encargarle unas y tenerlas en casa para cuando vengas. No son nada caras. Decime tu número de patas y las encargo el lunes si querés. A mí también me desespera desear algo, no comprarlo y después perdérmelo.

ememe dijo...

as,
no creo qwue WT se fije en nuestros zapatos ni en nada que no sea su mundo interno donde reinan el leberwurst y la birra. Hagamos la prueba. Tal vez se fijen los dos salamines que tenemos como compañeros pero WT te aseguro que no.

as dijo...

Seguro que la versión rubia de Ronald McDonnald/instructor de pilates y el Lauro/empresario multiculti van a saber apreciar ese detalle.

ememe dijo...

Ah, sí, esos dos son salames graves y seguro que nos miran en detalle y después comentan en el baño frente al mingitorien.

lolita dijo...

dónde dónde Ememe?