martes, abril 03, 2007

Un experimento científico

Ustedes sabían que las hormigas resisten el microondas?
Es un experimento tan sencillo que hasta un ninio puede hacerlo.
Hacen falta muy pocos elementos de uso común en cualquier hogar: un horno de microondas y tres o cuatro hormigas desprevenidas.
Yo encontré las mías ya preparadas, paseando por el interior del horno. Una era la dueña de casa y les estaba mostrando a las otras dos las instalaciones:
- Aquí las luces, aquí la puerta, aquí las ranuras de ventilación...
No pude resistir la tentación de hacer la prueba: puse el horno al máximo un minuto y abrí deleitándome por adelantado por la escena que encontraría. Pero las tres hijas de puta seguían paseando como si tal cosa. Entonces puse dos minutos al máximo. Cuando abrí seguían de lo más bien aunque un poco nerviosillas. Caminaban más rápido y medio erráticas.
Les dí cinco minutos más y cuando abrí seguían en perfecto estado de salud, caminando en círculos y en zig zag y a más velocidad pero sin ningún otro cambio perceptible a simple vista.
Entonces consideré la prueba terminada. Me ganaron una vez más. Ellas son las dueñas del horno, de la cocina, de la casa y del planeta Tierra. Ahora me da miedo haber provocado una mutación con el bombardeo de rayos inflarrojos que les asesté. Quería calentar un poco de guiso de lentejas pero me asusta la idea de abrir el horno y que me salten a la cara tres alienígenas carnívoros. Mejor me como una barra de mazapán cubierta de chocolate de Inés Bracco, mi chocolatería favorita.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

cómo me gustaría tener
una chocolatería favorita
y las tres carteras de ememe

Hipólita

Ruco dijo...

Poneles pulseritas y haceles un seguimiento a ver si mutan en alguna cosa.

Anónimo dijo...

es que la de fibra
mucho no me gustó

Hipólita

ememe dijo...

La de fibra con cosas adentro queda muy linda porque se ven las cosas. Tendrías que verla.

EmmaPeel dijo...

Mirá si desencadenaste la generación de hormigas mutantes? Así arrancó Godzilla (y las tortugas ninja =)


Probé el alcohol de ajo, no hay bicho que se le resista! (salvo la hormiga)
Gracias por la receta!

meki dijo...

¿Y dónde queda esta chocolatería de Inés Bracco? Ñam, ñam.

Anónimo dijo...

el mazapán es mi dulce favorito, pero por alguna razón casi nunca lo compro ni lo como.

carolain

Anónimo dijo...

Inesita vive frente al Polo?Y toma champan a la hora del te?
Cariños
A

Anónimo dijo...

Digamoslo de una buena vez Hip Hop lee Tah...la cartera de fibra es una gronchada.
Cariños
A

Anónimo dijo...

A las hormigas en casa les doy con fosforos Fragata.Y a veces agarro cualquier aerosol y hago lanzallamas.El lanzallamas me posesiona.Podria bombardear aldeas,tirar bombas atomicas...mismo si me llevan en una nave tiraria una bomba que explote el planeta.Seguramente escucharia cualquier cosa de Neil Youn con Crazy Horse y veria la tierra estallar a lo lejos,como una bombita de luz.Extrañaria comentar,dormir con mis hijos,la risa de Novieta,los goles de Barijo(que ya van a venir),los pibes,llamar al trabajo finjiendo enfermedad,el asado,TN,los domingos de resaca en patineta por ATC...y mil cosas que ire comentando.Tenemos una vida por delante,no?
Cariños
A

Anónimo dijo...

Keith aspirando cenizas de su padre con coca..como se supera esa hazaña?Yo haria aserrin con el cajon de mi abuela y me lo mandaria a la vena con Klosidol.
Cariños
A

Anónimo dijo...

Keith aspirando cenizas de su padre con coca..como se supera esa hazaña?Yo haria aserrin con el cajon de mi abuela y me lo mandaria a la vena con Klosidol.
Cariños
A

Anónimo dijo...

Me mande el aserrin del cajon de mi abuela con klosidol y quede del orto.Escucho Tosh y Jaegger y ni les cuento la pelicula que tengo en la cabeza,seria ilegal.
Cariños
A

Anónimo dijo...

Yo lei mal o esta señora mando hormigas al microoooooooondas????
Y despues me dicen tarado.
Con eso doy por terminada la disputa que empezo algunos comentarios atras.
Tas perdonada.
Cariños y besito en la frente de perdon!
A

AL-JAZERRA dijo...

En el año 89, en mexico un amigo en la casa había puesto un cartel sobre el horno que advertía (a las sirvientas), que no metieran la cabeza en el microondas, calculaba que lo podían hacer para secarse el pelo...
moraleja una hormiga es mas resistente que una criada mexicana.
otra: Raúl Escari contó el otro dia en "Ciudad", como se fumaron por equivocación las cenizas de Copi, con anuencia de la madre. Keith lo plagió o es ottro intertexto?.
alejandro

greta dijo...

A mí me contaron lo de un cerebro que explotó al secarse pelo en el microonda hace años y desde entonces me pregunto ¿¿cómo cerrar la puerta del microonda con la cabeza adentro? ¿Alguien me explica??

meki dijo...

Greta, dice la leyenda que presionando los puntos que presionaría la puerta al cerrarse, por más que esta esté abierta, el microondas arranca, y así podés poner la cabecita adentro. Pero yo lo probé y es mentira, no arranca nada... De todos modos, no sé si el micro sea muy piola para secarse el pelo. Altamente efectivo, en cambio, es asomar un poco la cabeza al horno tradicional a gas, al mejor estilo bruja de Hansel y Gretel.

greta dijo...

gracias meki. Por las dudas no pruebo. En efecto, el popular estilo bruja de H. y G. lo he implementado en los tiempos en que carecí de secador.

Publicidad encubierta dijo...

http://piso99.wordpress.com

click!!

MissM dijo...

Extrañamos a alonzo... emmeeeee!!
No probó forzar una relación padre-hijo inter especie entre alonso y lagartijin?

Anónimo dijo...

Ememe,

Cuando nos vas a hablar del "corralon bizarro de la calle Austria?"...

Solo queria que sigas charlando...

Ana

ememe dijo...

Inés Bracco queda en Beruti y Ecuador o Anchorena. Tiene un toldito color besh. Por la vidriera uno ve cosas extraordinarias de chocolate. Es una casa. Se toca timbre y te abre un pelado que es el que hace todo o ella, que es un personaje de Tim Burton achocolatado. Lo que venden es el chocolate más rico que se hace acá, amargo, con hasta 70% de cacao de verdad. Y mazapán verdadero, y unas galletitas minúsculas de almendras terribles, y florentinos increíbles.
Eso está muy bien, pero también es encantador lo otro: está todo mantenido como cuando inauguraron, que debe ser a fines de los 60. Hay objetos que parecen diseñados por un artista cool de esos que reproducen los diseños más horrendos de los 60 y los 70. Mientras uno paga (un huevazo) el pelado revuelve la olla de chocolate todo el tiempo

Gabriela dijo...

Apoyo la moción del corralón bizarro de la calle Agüero.

meki dijo...

Gracias por el dato, Ememe! Voy a ir a lo de Inés Bracco, y ojalá que pueda verla a ella, me encanto la descripción que hiciste! Si después no aparezco por unos días, sepan que estoy con pataleta al hígado por todo el chocolate que me mandé.

Chancha dijo...

perdon que cambie de tema, pero no logre encontrar novedades sobre el lagartijin... temo lo peor...