lunes, abril 02, 2007


Salió el sol! Salió el sol! dejó de llover y salió el sol!

Anoche me dormí pensando que el mundo se iba a terminar durante la noche. Por eso me dormí como a las 3 de la mañana, esperando oír las primeras señales.
A la mañana estaba medio living inmundado pero lo sequé enseguida, abrí las puertas y entró aire fresco y seco!
Después de secar el living puse una montaña de ropa blanca a lavar con jabón rico y lavandina, y preparé todo para secarla al sol.
Qué placer que todavía no se haya acabado el mundo! Me encanta que dure un tiempo más!

9 comentarios:

as dijo...

Lo peor de las goteras son los baldes y fuentones. Tuve que poner esos que son una agresión estética: unos baldes espantosos de color celeste mierdoso y amarillo eléctrico y un fuentón rojo, todo esto en combinación con trapos amarillos y grises.
¿De qué color son tus baldes? Aunque seguro construiste un bajo-gotera con red y papel film y unas florcitas enganchadas.

Anahí Lazzaroni dijo...

Ememe

Las goteras aunque se produzcan en casas privilegiadas, como vos decís, me deprimen totalmente.

meki dijo...

Menos mal que salió el sol. Me preocupó leer que ya nada valía la pena, ni salvarle la vida al lagartijín!
Ojalá que nuestro país haya negociado unos cuantos días de sol con los señores del clima, para secar las humedades de las casas y de las almas.

ememe dijo...

as,
esta vez no puse baldes sino una estructura my ingeniosa: bolsas de nylon y trapos de piso tipo ballerina (bastante agradables) que iba exprimiendo cada dos o tres horas, pero durante la noche el agua atravesó todo y cubrió la mitad del piso.
Hace unos años teníamos dos goteras enfrentadas, muy grandes. Esa vez puse una pecera de vidrio debajo de cada una con plantitas acuáticas. Quedaba regio. Daba my feng shui y era lindísimo oír las gotitas caer. Todos comentaban qué preciosos jardines acuáticos había hecho. Lo único raro era la ubicación: había que saltar por encima de las peceras para pasar de un lugar a otro.

ememe dijo...

anahí,
para mí las goteras son el símbolo inofensivo de la pobreza.

Anahí Lazzaroni dijo...

Comparado con el hambre y el frío, si pasa a ser algo no tan terrorífico.

fersebal dijo...

Mañana mando a lavar el auto. Tiene un olor espantoso a humedad producto de llevar paraguas y gente mojada

as dijo...

Ememe:
Acabo de construir dos jardines acuáticos arriba de la mesa de la sala de estar (mojado) con dos peceras, plantas y flores.
Me siento como si hubiera ganado el premio (in)utilísima 2007. Muchas gracias,
as

EmmaPeel dijo...

En casa el olor a humedad y el moho eran dignos de Chacarita del otro lado

En cambio en el jardín maternal, era todo enredaderas y helechos lujuriosos