domingo, abril 08, 2007

Perá una semanita para resucitar


Esta es la primera vez que no festejamos Pascuas con la caza de huevos y el tradicional desayuno pantagruélico. Es que Z., en la nomenclatura familiar C.1, no está en Buenos Aires y todos decidimos esperarlo para no encontrar sin él.

Antes yo obligaba a los chicos a venir el domingo a las 10 de la mañana mediante planteos psicopáticos de madre manipuladora. Medio dormidos y con un humor del carajo porque habían dormido dos o tres horas, buscaban los huevos desganadamente, tomaban el desayuno mudos y con los ojos cerrados y se dormían inmediatamente después chupeteando pedazos de chocolate desparramados sobre sillones, pisos o cualquier superficie horizontal de superficie mayor al metro cuadrado. Pero desde que apareció Z. todo tiene otro sentido,una alegría más genuina, menos enfermoide. Aunque también Z. ahora es un pre adolescente que no cree en nada, a todos les gusta jugar a la búsqueda de huevos haciéndose los bobos para poder ver la carita de felicidad de Z. cuando se hace con los huevos más grandes.
Esta vez, además de muchos huevos gigantes rellenos de objetos extraordinarios, le compré un conejito de chocolate vestido con camiseta de Boca.
Quedamos en festejar Pascuas el próximo domingo. Lo que se festeja es que Jisus resucitó, no? (Qué impresionante debe haber sido). Está mal que lo festejemos una semana después? Y cómo sabemos que hoy es la fecha exacta? Pienso que después de tantos años todo debe haberse corrido tanto que tal vez habría que festejarla en julio para pegarle justo al aniversario.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

yo creo que domigno de pascuas es el día que a z le parece que tiene ganas de decir "no encuentren sin mí" muchas veces. ahora mismo le escribo una carta a ratzi.

carolain

ememe dijo...

Dale, escribile y avisale. Espero que siete días más no le hagan mucho daño, si aguantó tres.
Z. ya está impaciente por venir. En vez de hacer una rosca voy a comprar una rosca helada, que es buenísima, y la voy a bañar con chocolate caliente.