lunes, abril 02, 2007

Lluvia en Venus


Llueve sin parar desde hace varias semanas. Todo está imundado. La pobre gente sin casa está viviendo hacinada en tiendas provisorias. El agua destruye peor que el fuego: pudre todo, deshace, desfleca, arruga, enmohece.

Todo huele a humedad. En las casas privilegiadas como la mía las toallas se ponen fláccidas y grises y la ropa sucia se acumula en parvas porque hace días que no se puede lavar. Las goteras que creíamos haber derrotado hace un año reaparecieron con más vigor que nunca. Y es sólo el principio. El principio del fin. El mundo va a ser así ahora. Todas las especies se van a ir humedeciendo y diluyendo hasta la extinción.
El año pasado, en enero pasó lo mismo. Me acuerdo porque publiqué un alegre post sobre el tema. Este año en cambio la lluvia no me da ganas de canturrear. Me pone triste. Me parece que nada tiene sentido, ni salvarle la vida al lagartijín.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ememe,la gente escapa al comentario bajon.
Los leones te quieren arriba o malhumorada.
Cariños
A

ememe dijo...

Es verdad, A., no lo había pensado. Será que siempre todos le escapan al que está bajoneado? O sólo a mí? O sólo a mí en el block?